Nagasaki, Japón.- Científicos desarrollan método de cultivo de rotíferos aprovechando los desechos de pescado lo que elimina la necesidad del uso de microalgas. Ellos concluyen que se pueden producir hasta 1200 rotíferos/ml cada dos semanas.

La larvicultura exitosa de peces marinos depende de la disponibilidad de alimentos vivos de alta calidad. Entre los alimentos vivos, los rotíferos son preferidos como el primer alimento exógeno para la mayoría de las larvas de peces marinos. Sin embargo, el abastecimiento regular de rotíferos de alta calidad es estresante para muchos hatcheries, principalmente debido a la naturaleza laboriosa y alto costo de la producción de microalgas.

Entre las limitaciones de las microalgas para el cultivo de rotíferos se incluye la susceptibilidad a la contaminaciones, variaciones estacionales de la calidad y corta vida del producto. Alternativamente, se han usado dietas más baratas como la levadura pero son comunes las inestabilidades del cultivo debido a sus desbalances de vitamina B12 y la flora bacteriana.

Científicos de la Nagasaki University, Kegati Aquaculture Research Station, Kenya Marine and Fisheries Research Institute (KMFRI) de Kenia, Sam Ratulangi University (Indonesia) exploraron la factibilidad de promover el crecimiento simultáneo de biomasa bacteriana y rotíferos en las mismas instalaciones de cultivo, donde los rotíferos se alimentaron directamente de la flora microbiana.

Ellos emplearon dietas que contenían solo desechos de pescado, desechos de pescado + fuente de carbono y como dieta control la microalga Chlorella vulgaris, para determinar la densidad de la población, tasa de crecimiento específico y valor nutricional del rotífero Brachionus rotundiformis.

“La dieta de desechos de pescado + fuente de carbono produjo una significativamente más alta densidad de rotíferos” reportaron los científicos. Ellos indican que los desechos de pescado contienen nutrientes esenciales y probióticos, lo cual explica la más alta densidad de población de rotíferos.

De acuerdo con la información del estudio los desechos de pescado son un producto estable y barato que permite producir hasta 1200 rotíferos/ml cada dos semanas, además es una biotecnología sostenible autosuficiente para la producción de rotíferos ricos en DHA y EPA sin la necesidad de microalgas.

Los científicos concluyen que su estudio ofrece la oportunidad para reducir o eliminar la necesidad de producción de microalgas y las emulsiones de enriquecimiento de rotíferos, especialmente en países tropicales.

Referencia:
Erick Ochieng Ogello, Stenly Wullur, Yoshitaka Sakakura, Atsushi Hagiwara. Composting fishwastes as low-cost and stable diet for culturing Brachionus rotundiformis Tschugunoff (Rotifera): Influence on water quality and microbiota. Aquaculture, Volume 486, 3 February 2018, Pages 232–239. https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2017.12.026
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0044848617312516