Francia.- Un grupo internacional de científicos argumenta que la gestión sostenible de acuicultura de macroalgas requiere conocer los mecanismos biológicos que controlan los ciclos de vida macroalgales.

Los científicos de CNRS-UPMC, ALGAplus Lda (Portugal), Joint Research Centre – Directorate for Sustainable Resources (Italia), Aarhus University (Dinamarca), University of Birmingham (Reino Unido), Ghent University (Bélgica), Kapodistrian University of Athens (Grecia), Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (España) y Friedrich Schiller University Jena (Alemania) elaboraron una revisión científica sobre los mecanismos biológicos que controlan los ciclos de vida de las macroalgas, y como estos pueden aportar a su mejorar su cultivo.

Las macroalgas están captando un creciente interés por su potencial como una fuente de valiosos insumos y biomasa sostenible en las industrias de alimentos, piensos, química y farmaceútica.

Mientras que en Asia, el 99% de la producción de macroalgas proviene de cultivo, en los países no asiáticos aún se depende de las cosechas en las poblaciones naturales. Sin embargo, la disponibilidad de las poblaciones silvestres bajo el escenario actual del cambio climático necesita ser evaluado.

El cultivo de macroalgas es la alternativa para satisfacer la demanda de la industria por biomasa, además de ayudar a proteger los recursos naturales. A diferencia de los cultivos terrestres, las macroalgas no compiten por terrenos arables, fertilizantes o el agua dulce. Además el desarrollo de la acuicultura integrada multitrófica (IMTA) permite recapturar los nutrientes inorgánicos liberados en las áreas costeras por la piscigranjas, por consiguiente mejoran su sustentabilidad.

¿Cómo la biología ayuda en la acuicultura de las macroalgas?

La mayoría de las macroalgas tiene complejos ciclos de vida bifásicos, que incluyen los gametofitos haploides de vida libre y las generaciones de esporofitos diploides. Cualquier fase del ciclo de vida de la macroalga puede ser aprovechada, dependiendo de la especie.

La mayoría de las macroalgas que se cultivan se reproducen sexualmente, presentando de esta forma desafíos de tiempo y genéticos para los productores. Los estudios fisiológicos han permitido establecer protocolos para el mantenimiento de las macroalgas en un estado vegetativo o llevarlos a la siguiente fase usando condiciones de temperatura específicos y luz. Esto permite la producción durante todo el año de juveniles e incrementa el cultivo de biomasa.

Requerimientos tecnológicos actuales 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.


Contáctanos
Si tienes alguna noticia, evento o alguna consulta contáctanos