USA.- Un estudio liderado por biólogos marinos de la University of Oregon ha dado un paso importante para lograr el cultivo de percebes, que son una delicia muy apreciada en España.

Financiado por la Oregon Sea Grant, los científicos encontraron que los juveniles de percebes en laboratorio crecieron a tasas comparables a sus homólogos en la naturaleza.

Liderado por Alan Shanks, profesor en el Oregon Institute of Marine Biology (OIMB) en UO, los científicos pegaron juveniles de percebes a placas acrílicas texturadas colgadas verticalmente dentro de tubos plásticos que tenían aproximadamente el doble de altura y diámetro de una lata de pelotas de tenis. Agua de mar sin filtrar fue bombeada dentro de los tubos, y se airearon vigorosamente y se dejó que se desbordara. Después de una semana, los percebes comenzaron a secretar su propio “cemento”.

Dos veces al día durante ocho semanas, los científicos alimentaron a los percebes con una pasta de microalgas y huevos de artemia; un tercer grupo de percebes no fue alimentado pero se les permitió filtrar su alimento del agua de mar. Una vez a la semana los científicos midieron el crecimiento de los percebes. Los que fueron alimentados con huevos de artemia crecieron más que los demás percebes.

“El experimento ha demostrado que la alimentación no depende de las altas velocidades del agua, y los percebes pueden ser estimulados a alimentarse usando aireación, y sobrevivirán y crecerán fácilmente en la maricultura” dijo Shanks.

Él agregó que, a diferencia de los sistema de alto flujo, su criadero de percebes de bajo flujo no usa tanta energía o bombas caras para el mantenimiento, por lo que tiene el potencial de disminuir los costos de operación.

A pesar de los hallazgos, los científicos son cautelosamente optimistas.

“Mientras que nuestro experimentos se mostró prometedor, todavía hay una gran cantidad de investigación que se necesita hacer para resolver algunas barreras para que la maricultura sea exitosa y rentable” destacó el asistente de investigación Mike Thomas. “Por ejemplo, la inducción del asentamiento de las larvas de percebes a superficies artificiales históricamente ha probado ser difícil y esto hace que la implantación de los percebes sea una tarea laboriosa. Hay otros métodos de maricultura que necesitan ser explorados más por su eficacia antes de decidir sobre el mejor método”.

Otra parte del proyecto de Shanks incluye la investigación de campo para ver si hay suficientes percebes en el sur de Oregon para sostener la cosecha comercial. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.