Australia.- Los pepinos de mar han atraído el interés mundial de la maricultura y de los sistemas de cultivo multitróficos debido a su alto valor en el mercado y su capacidad de aprovechar los residuos de peces y bivalvos. Estos organismos vienen siendo cultivado de forma comercial en China, Japón, Maldivas, Madagascar, Australia, Nueva Caledonia, Palau, México y Vietnam.

Los pepinos de mar primero son cultivados en tanques y los juveniles crecen en platos cubiertos de diatomeas. Luego los juveniles son criados en sistemas de criaderos hasta el tamaño adecuado para su siembra en estanques en tierra, o en jaulas. Sin embargo, la falta de tecnología publicada de los sistemas de criadero han obstaculizado la producción comercial rentable de los juveniles de pepino de mar.

Los corrales en el mar o los estanques de tierra son algunas de las soluciones para escalar la producción de juveniles de pepinos de mar debido a los costos de las jaulas y el recambio de agua son relativamente bajos.

En un estudio, los científicos de Southern Cross University y del The WorldFish Center desarrollaron métodos óptimos para incrementar la producción de juveniles de pepinos de mar (Holothuria scabra) en corrales dentro de estanques de tierra. Ellos determinaron los efectos de la forma y el incremento de la superficie de los corrales en el crecimiento y la supervivencia; además identificaron el tamaño mínimo en el cual los juveniles pueden ser transferidos de los tanques del hatchery a los corrales en los estanques; compararon el crecimiento entre los diferentes tipos de sustratos en los corrales; y evaluaron la viabilidad de los corrales como un sistema de criadero.

“En un experimento, la supervivencia en los corrales de malla fina (1 m3; 660-µm malla), relación no lineal con el tamaño de los juveniles, reveló un umbral de longitud del cuerpo de 5-8 mm para la transferencia inicial desde los tanques de los hatcheries” reportan los científicos.

Asimismo, de acuerdo con el estudio la supervivencia en los corrales dentro de los estanques vario de 78 a 97%, y las diferencias en las tasas de crecimiento entre los experimentos fueron explicadas por las diferencias estacionales en las temperaturas del agua de mar en los estanques.

De acuerdo con los científicos sus hallazgos conducen a una significativa mejora en la rentabilidad de la crianza de los juveniles de pepino de mar a un tamaño de siembra comparado a los métodos establecidos. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.