Brasil.- Estudio optimiza método para empacar y trasladar tres veces más caballitos de mar que la práctica actual, sin afectar el bienestar del animal ni incrementar los costos del transporte.

Miles de caballitos de mar son comercializados vivos cada año como especies marinas ornamentales para abastecer a la industria del acuarismo. La mayoría de especies marinas ornamentales incluye el transporte de especímenes vivos por largas distancias en aviones. Por consiguiente, el empaque y traslado represent los mayores costos para los comerciantes y también posee un alto riesgo de mortalidad para los animales, lo que convierte al transporte en un paso clave para las cadenas de valor y producción.

La mayoría de especies acuáticas ornamentales son embarcados en bolsas plásticas cerradas, llenas con un tercio de agua y dos tercios de oxígeno puro. El tamaño de la bolsa y el volumen del agua depende de las especies de peces, tamaño y densidad.

En la actualidad, no existen consistentes métodos de empaque para los caballitos de mar vivos en la industria. La mayoría de comerciantes de caballitos emplean empaques con densidades de 1 espécimen por litro hasta 5 especímenes por 2 litros. No obstante, la morfología, biología y fisiología única de los caballitos de mar sugiere que ellos pueden ser empacados en menores volúmenes de agua comparado con otros peces de arrecifes y no requieren el uso de oxígeno puro.

Científicos la UNESP - Univ Estadual Paulista, del Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) en España y de la Universidade de Aveiro (Portugal) realizaron dos experimentos empleando caballitos de mar (Hippocampus reidi) como una especie modelo para optimizar los métodos de empaque para el traslado vivos.

Durante el primer experimento, los científicos evaluaron la densidad de caballitos de mar, con el tiempo de traslado y el uso de oxígeno para el empaque; mientras que en el segundo experimento evaluaron el efecto combinado de la salinidad del agua y el uso de un sustrato.

Ellos destacan que la supervivencia de todos los animales durante los experimentos sugieren que H. reidi es marcadamente robusto al transporte bajo las diferentes densidades de siembra, tiempo de traslado, concentraciones de oxígeno disuelto y salinidad del agua.

“Salinidades más bajas y el uso de sustrato pueden mejorar el bienestar de los caballitos de mar cuando son trasladados por largos períodos de tiempo sin representar costos significativos adicionales” dijeron los científicos.

Los científicos indican que sus hallazgos permiten a los productores embarcar 3 veces más caballitos vivos que la práctica actual, sin impactos negativos en el bienestar ni incrementos en los costos asociados de transporte. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.