Victoria, Australia.- Estudio científico permitió establecer respuestas consistentes de evitar los estímulos como la luz, infrasonido y sonido por parte de los salmones de cultivo, y provee una base para métodos que puedan aplicarse en la acuicultura de los peces.

El mapeo de los respuestas de los animales a estímulos aversivos ha conducido a avances en las ciencias de comportamiento, incluido la respuesta a la presencia del depredador y el desarrollo evolutivo del comportamiento. Este conocimiento nos permitirá construir métodos para guiar el comportamiento de los peces que pueden ser útiles para la gestión de la conservación o la acuicultura.

El ambiente está saturado con indicadores visuales, y los peces teleósteos están altamente adaptados para detectar los cambios en el ambiente. La intensidad, la composición espectral y la polarización de la luz son factores que influyen en la visión de los salmónidos.

El sonido es considerado como un potencial modificador del comportamiento, y ha sido sugerido como un mejor candidato que la luz. Los salmones evitan las frecuencias de infrasonido en los ambiente de agua dulce.

Científicos de la University of Melbourne, Institute of Marine Research (Noruega) y ProFish Technology (Bélgica) investigaron los comportamientos de evitación de grupos de salmones del Atlántico en ambiente marino, a través de la caracterización de las respuestas de comportamiento inmediato y los efectos en el corto plazo de los estímulos adversos. Ellos examinaron las reacciones de los peces a cortas exposiciones de estímulos visuales o acústicos.

En los experimento de luz, los peces fueron expuestos a una de las tres intensidades de luz LED azul (alta, mediana y baja) o sin luz. Los experimentos de sonido incluyeron la exposición al infrasonido (12 Hz), un evento de disturbio en la superficie, la combinación de ambos y sin estímulos.

“Los grupos de peces que experimentaron la luz, infrasonido y la combinación de ambos estímulos mostraron un cambio marcado en la distribución vertical, donde los peces se ubicaron en el fondo de la jaula durante la estimulación del estímulo” informaron los científicos.

El trabajo de los científicos permitió establecer respuestas consistentes de evitar estos estímulos, y provee una base para métodos que puedan aplicarse en la acuicultura de los peces.

El estudio fue financiado por la Norwegian Research Council through the Centre for Research-Based Innovation in Aquaculture Technology (Trondheim).

Referencia (abierto):
Bui S, Oppedal F, Korsøen ØJ, Sonny D, Dempster T (2013) Group Behavioural Responses of Atlantic Salmon (Salmo salar L.) to Light, Infrasound and Sound Stimuli. PLoS ONE 8(5): e63696. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0063696
http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0063696