Cambridge, EEUU.- Los mejillones, y bivalvos en general, aprovechan cualquier oportunidad para adherirse a un objeto submarino. Ellos pueden hacer orificios, destruir equipamiento científico y dañar las embarcaciones.

Durante el desarrollo de fouling marino, las superficies son incrustadas con organismos biológico, que son difíciles y caros de remover.

Científicos de la anyang Technological University (NTU) en Singapur, de la Harvard University (EEUU), Agency for Science, Technology, and Research (A*Star) y de Friedrich-Alexander University Erlangen-Nürnberg (FAU) en Alemania han encontrado una forma de combatirlos. Ellos han reportado en la revista Science que han desarrollado un polímero que impide que los mejillones se adhieran a las superficies submarinas.

El nuevo lubricante repele la materia orgánica, así que los científicos hipotetizaron que evitaría que los mejillones se adhieran a las superficies submarinas.

En la prueba, mejillones verdes asiáticos (Perna viridis) no pudieron adherirse a la superficie. Después de 8 semanas de inmersión en agua, las placas recubiertas con el polímero promediaron cuatro mejillones por centímetro cuadrado. Los platos sin el polímero promediaron 118 por centímetro cuadrado.

Referencia:
Shahrouz Amini, Stefan Kolle, Luigi Petrone, Onyemaechi Ahanotu, Steffi Sunny, Clarinda N. Sutanto, Shawn Hoon, Lucas Cohen, James C. Weaver, Joanna Aizenberg, Nicolas Vogel, Ali Miserez. Preventing mussel adhesion using lubricant-infused materials. Science 18 Aug 2017, Vol. 357, Issue 6352, pp. 668-673 DOI: 10.1126/science.aai8977
http://science.sciencemag.org/content/357/6352/668