Francia.- Desde el lanzamiento de los satélites Sentinel-2A y 2B de la Agencia Espacial Europea, se han abierto nuevas oportunidades para el monitoreo de la acuicultura desde el espacio.

Debido a su alta resolución espacial (20 m), su alto tiempo de revisión (5 días), y su capacidad para detectar el color del océano, Sentinel-2 permitió analizar la distribución de la concentración de la clorofila y la turbidez de una granja de ostras. Esto podría usarse para monitorear la calidad del agua en las áreas de cultivo, identificar nuevos sitios, o evaluar las diferencias en la concentración de clorofila entre las áreas de cultivo existentes, lo cual tiene implicaciones para el crecimiento y producción de bivalvos.

Los resultados de la investigación de una granja de bivalvos han sido publicados en Frontiers in Marine Sciences por Pierre Gernez y Laurent Barillé de la University of Nantes, en colaboración con David Doxaran del Laboratory of Oceanography en Villefranche-sur-mer, Francia.

El estudio se concentró en la bahía Bourgneuf, en la costa Atlántica francesa, ampliamente usada para la acuicultura de bivalvos. La bahía está constituida mayormente de marismas, y en este ambiente turbio la concentración de partículas en suspensión (SPM) es generalmente alta. Debido a que una concentración de SPM demasiado alta afecta la tasa de filtración de las ostras y otras funciones fisiológicas, el crecimiento de la ostra puede verse negativamente impactada por una alta concentración de SPM durante ciertas horas del días.

La teledetección vía satélite permitió evaluar cuándo y dónde las ostras se vieron afectadas por la alta turbidez. Uno de los resultados más sorprendentes fue que las ostras fueron afectadas mayormente por la turbidez durante las mareas de primavera, a pesar de la alta concentración de microalgas disponibles para la alimentación.

Este estudio resalta el potencial de la observación de la Tierra para la planificación espacial de la acuicultura y ofrece un marco genérico donde la combinación de la teledetección de satélite de color con el modelo ecofisiológico de bivalvos hace posible explorar la respuesta de los filtradores cultivados a las condiciones ambientales en muchas áreas costeras.

La investigación fue financiada por el proyecto H2020 TAPAS, cuyo objetivo es desarrollar herramientas, enfoques y marcos para apoyar a los Estados Miembros de la UE en la implementación de Guías Estratégicas para el desarrollo sostenible de la acuicultura europea.

Mayor información: www.tapas-H2020.eu 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.