EEUU.- Por más de 60 años, los científicos han tratado de criopreservar (o congelar) con éxito los embriones del pez cebra. En un informe publicado, científicos de la Smithsonian Conservation Biology Institute (SCBI) y la University of Minnesota proporcionan la primera evidencia reproducible de la criopreservación con éxito de embriones de peces cebra.

En el estudio, los científicos usaron nanotecnología y láseres de oro para descongelar los embriones. Estos avances tienen profundas implicaciones para la salud humana, la conservación de la vida silvestre y la acuicultura.

“No hay duda de que el uso de esta tecnología, de esta forma, marca un cambio de paradigma para la criopreservación y la conservación de muchas especies silvestres” manifestó Mary Hagedorn, científica en SCBI y coautora del estudio, quien viene trabajando en la criopreservación de embriones de peces cebra desde 1992.

“Para conseguir que cualquier cosa funcione a temperaturas bajas, usualmente debes ser creativo. Aquí tomamos un enfoque único combinando la biología con una excitante tecnología de ingeniería para hacer lo que antes era imposible: congelar y descongelar con éxito un embrión de peces para que el embrión empiece a desarrollarse en vez de desmoronarse”.

Al congelar el esperma, los huevos y embriones, los conservacionistas puede salvaguardar las especies en riesgo y su diversidad genética, haciendo posible reforzar su reserva genética y, por consiguiente, la salud de las poblaciones silvestres. Aunque los científicos han conseguido criopreservar los embriones de muchas especies de mamíferos y el esperma de muchas especies de peces, congelar embriones de peces demostró ser infinitamente más complicado.

La criopreservación exitosa de un embrión requiere enfriar el embrión hasta un estado criogénicamente estable, calentándolo a una velocidad más rápida que la que se enfrió y usando un anticongelante (o criprotector) para detener el crecimiento de cristales de hielo, que son como espinas en un globo que hacen estallar la membrana y causan que el embrión se desmorone. Los embriones de peces, sin embargo, son muy grandes, por lo que es difícil calentarlos rápidamente y evitar el desarrollo de cristales de hielo. Además, debido a que los animales acuáticos necesitan sobrevivir en ambientes hostiles, sus membranas embrionarias son en su mayoría impenetrables, bloqueando a los crioprotectores.

Introducir la nanotecnología de oro por láser, un cambio de rápido crecimiento tecnológico para el éxito del estudio que tiene una amplia variedad de aplicaciones biomédicas.

Reference:
Kanav Khosla, Yiru Wang, Mary Hagedorn, Zhenpeng Qin, and John Bischof. Gold Nanorod Induced Warming of Embryos from the Cryogenic State Enhances Viability. ACS Nano, Article ASAP. DOI: 10.1021/acsnano.7b02216
http://pubs.acs.org/doi/10.1021/acsnano.7b02216