Bruselas.- El EFSA Panel on Contaminants in the Food Chain (CONTAM) publicó su opinión científica sobre la evaluación del proceso de descontaminación de la harina de pescado, donde concluye que el proceso de descontaminación para la dioxina y PCBs mediante la extracción por hexano cumple con los criterios de aceptabilidad especificados en Commission Regulation (EU) 2015/786.

El proceso implica la extracción por solvente (hexano) del aceite de pescado de la harina de pescado para remover dioxinas, seguido por el reemplazo de aceite de pescado descontaminado.

Todos los procesos de descontaminación deben cumplir con los criterios de aceptabilidad especificados en la Commission Regulation (EU) 2015/786.

Los científicos evaluaron los datos proveídos por el operador con respecto a la eficacia del proceso, ausencia de residuos del solvente, y la información que demuestra que el proceso no afecta adversamente la naturaleza y características del producto.

“Según los datos proveído, el proceso fue efectivo en remover dibenzo-p-dioxinas policloradas y compuestos similares a las dioxinas en aproximadamente 70% y dibenzo-p-dioxinas policloradas no doxinas en cerca de 60%” informan los científicos.

Ellos indican que de acuerdo a los datos es posible que el nuevo método cumpla con los requerimientos de la UE con respecto a las doxinas. “Es poco probable que sustancias peligrosas (por ejemplo hexano) permanezcan en el producto final” dijeron.

“El Panel considera que no hay evidencia de que la extracción de aceite de pescado seguido por el reemplazo con aceite de pescado descontaminado provoque cambios en la composición nutricional de la harina de pescado, aunque algunos componentes beneficiosos (por ejemplo vitaminas lipofílicas) podrían disminuir” destacan los científicos. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.