Washington, EEUU.- Desarrollan película comestible que contiene nisina usando la gelatina de la piel de la trucha arco iris y demostraron su efectividad contra L. monocytogenes en filetes de trucha arco iris.

Los alimentos contaminados representan un alto riesgo de listeriosis para las personas susceptibles. La listeriosis genera más de 1600 casos por año en EEUU, y se proyecta un gasto promedio de $1.0 millón por paciente tratado.

Listeria monocytogenes ha sido aislado de productos de alimentos de origen acuático frescos, congelados y procesados.

Científicos de la Washington State University y de la University of Idaho, desarrollaron un película comestible que contiene nisina usando la gelatina de la piel de la trucha arco iris y evaluaron su efectividad contra L. monocytogenes en filetes de trucha arco iris como una estrategia para reducir el riesgo de contaminación.

“Las películas con 18 μg nisina/cm2 mostraron una consistente inhibición y fueron elegidos para estudios de almacenamiento realizados a 4 y 10 oC durante 30 días” reportan.

“Las películas con nisina redujeron el número de L. monocytogenes por debajo del límite de detección a 4 oC” destacan los autores del estudio.

Ellos indican que la efectividad de los tratamientos dependen de la concentración de nisina y la temperatura de almacenamiento.

“El desarrollo de películas comestibles tienen el potencial de reducir los patógenos en los alimentos de origen acuático y pueden ser incorporados con una variedad de antimicrobianos” concluyen los científicos. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.