EEUU.- Científicos en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Oregon State University (OSU) han desarrollado una nueva forma, barata y precisa, para detectar la toxina secretada por Vibrio tubiashii, una enfermedad bacteriana que hace pocos años causó millones de dólares en pérdidas a la industria acuícola de la ostra en el noreste del Pacífico.