Brasil.- Científicos publicaron una revisión científica sobre los usos posibles de los diferentes sistemas de gestión, los aceites esenciales y la nanotecnología para el control de las enfermedades en acuicultura.

En la actualidad, la acuicultura es un sector industrial emergente que demanda investigación e innovación. La acuicultura tiene muchos beneficios, como la producción accesible de alimentos de alta calidad, la generación de empleos y la contribución económica para el desarrollo de muchos países.

Un factor digno de mencionar es que el incremento de la producción acuícola viene acompañada por la aparición de enfermedades emergentes. El ambiente acuático es un medio dinámico capaz de transportar patógenos por muchos kilometros. Además, los patógenos pueden trasladarse entre granjas, debido al sustancial movimiento de los organismos y vehículos, creando una red altamente compleja de transmisión de enfermedades.

Para enfrentar los desafíos diversas instituciones científicas están desarrollando una nueva tecnología: las técnicas de diagnóstico basados en el ADN para la detección rápida de las enfermedades potencialmente devastadoras. Otra tecnología que está captando un amplio interés entre la comunidad científica para su uso en la acuicultura es la nanotecnología.

Científicos de la Sao Paulo State University (UNESP) y de la State University of Campinas elaboraron una revisión científica sobre los avances de la nanotecnología y su aplicación en la prevención y control de enfermedades en la acuicultura.

Agentes químicos

La expansión de la producción acuícola depende de los químicos que son esenciales para mantener la salud de los animales acuáticos, además de la gestión del agua, construcción de estanques y formulaciones de piensos, para ayudar a mejorar la productividad, crecimiento y reproducción.

Las sustancias empleadas en la acuicultura para gestionar la salud de los peces incluyen a los antibióticos, además de otras sustancias como la formalina, azul de metileno, glutaraldehído, cloruro de sodio, permanganato de potasio y peróxido de hidrógeno.

Potencial de la nanotecnología

La nanotecnología tiene un amplio espectro de usos en la acuicultura y puede significativamente contribuir a su evolución. Las aplicaciones de estas tecnología incluyen la esterilización de los estanques, tratamiento del agua, detección y control de enfermedades acuáticas, entrega eficiente de nutrientes y medicamentos (incluido hormonas y vacunas) y mejora en la capacidad de los peces para absorber estas sustancias.

El uso de la nanotecnología en el tratamiento de agua ha ganado atención en todo el mundo, ofreciendo numerosas aplicaciones que pueden ser específicas para el cliente. Uno de los aspectos más útiles de estos sistemas es la capacidad de integrar varias propiedades en materiales multifuncionales. Por ejemplo, nanomateriales que pueden ser empleados para la remoción simultánea de partículas y la eliminación de contaminantes.

Por otro lado, la detección y control eficiente de enfermedades es muy importante para maximizar la productividad y asegurar a calidad satisfactoria del producto final. El uso de nanobiosensores ofrece una vía innovadora para resolver estos problemas.

El desarrollo de formulaciones nanotecnológicas para su aplicación en la acuicultura ha sido el principal objetivo de la investigación realizada en este sector industrial. Una característica importante de estos sistemas es que ellos son adecuados para múltiples aplicaciones, que incluyen la administración de vacunas, antibióticos, otros productos farmacéuticos y nutracéuticos.

Referencia:
Luis, A. I. S., Campos, E. V. R., de Oliveira, J. L. and Fraceto, L. F. (2017), Trends in aquaculture sciences: from now to use of nanotechnology for disease control. Rev Aquacult. doi:10.1111/raq.12229
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/raq.12229/abstract