Brasil.- Una revisión científica se concentra en bacterias Vibrios como patógenos del camarón, los autores identifican las rutas de infección, las especies Vibrios patógenos para el camarón, las estrategias para combatir la vibriosis y las medidas de bioseguridad en las granjas de carcinicultura.

La industria del cultivo de camarón o carcinicultura en el Brasil se inició en la década del 70. Según los datos de FAO, la producción brasileña de camarón (Litopenaeus vannamei) alcanzó una producción máxima de 90 mil toneladas en el año 2003, seguida por una caída en los años siguientes debido a la acción antidumping impuesta por EEUU. A pesar de su potencial económico, la industria acuícola continuamente es amenazada por el surgimiento de enfermedades.

Las vibriosis que afectan al cultivo del camarón marino se han convertido en un problema económico de proporción global. Entre las enfermedades que afectan al camarón, las de origen bacteriano y viral son las que más afectan a los animales cultivados. Dentro de las enfermedades de origen bacteriano, destacan las vibriosis ocasionadas por bacterias patogénicas y oportunistas encontradas en el agua y en sedimento, así como en la microbiota intestinal de los camarones.

Científicos de la Universidade Federal do Piauí y de Labomar (UFC) elaboraron una revisión científica sobre las rutas de infección en los camarones cultivados, principales especies de Vibrio relacionadas y estratégicas para combatir estos patógenos incluido alternativas al uso de sustancias antimicrobianas.

Rutas de infección de Vibrio en el camarón

Según los científicos, las enfermedades causadas por las bacterias del género Vibrio en camarones son clasificadas como infecciones secundarias y oportunistas. “El proceso de infección causada por Vibrio spp. en el camarón puede ser cuticular, entérico y sistémico” reportaron.

Vibrios patógenos para el camarón

Las bacterias del género Vibrio son habitantes naturales de los ecosistemas marino y estuarino, donde generalmente se localizan las haciendas de cultivo de camarón. “Las poblaciones patogénicas dentro de una determinada comunidad microbiana tiende a cambiar en respuesta al estrés ambiental; sin embargo, en un ambiente natural, muchas veces es difícil definir el estrés, especialmente por qué la definición de una condición estresante va a variar de un organismo a otro” informan los científicos.

Ellos indican que las investigaciones reconocen a las especies V. alginolyticus, V. harveyi, V. parahaemolyticus y V. nigripulchritudo como los patógenos oportunistas causantes de mortalidades a gran escala en los cultivos de camarón.

Estrategias para combatir la vibriosis

“El tratamiento más común usado para los camarones sospechosos de estar infectados con Vibrio spp. se basa, principalmente, en el uso de antibiótico” citaron los científicos.

Ellos también reportan que una alternativa para combatir las vibriosis y que ha demostrado ser eficaz en los estudios realizados es la utilización de macro y microalgas marinas. “Las macroalgas Undaria pinnatifida, Sargassum filipendula, Gracilaria birdiae y G. lemaneiformis tienen potencial para inhibir el Vibrio spp. y mejorar la respuesta inmune de los camarones” informaron.

Referencia (abierto):
Rosa Helena Rebouças, Francisca Gleire Rodrigues de Menezes, Regine Helena Silva dos Fernandes Vieira, Oscarina Viana de Sousa. Vibrio spp. COMO PATÓGENOS NA CARCINICULTURA: ALTERNATIVAS DE CONTROLE. Arq. Ciên. Mar, Fortaleza, 2017, 50(1): 163 - 179 http://periodicos.ufc.br/index.php/arquivosdecienciadomar/article/view/18845