Manaus, Brasil.- Un estudio concluye que la semilla de sacha inchi puede ser usados en la alimentación de juveniles de gamitana y yamú sin comprometer el rendimiento en crecimiento y los parámetros del cuerpo de los peces.

La gamitana o tambaqui (Colossoma macropomum) y el yamú (Brycon amazonicus) son especies nativas de la región del Amazonas que son producidos en la acuicultura semi-intensiva y son importantes alternativas económicas en el norte de Brasil. Ambas especies son omnívoras y aceptan ingredientes de origen vegetal. Sin embargo, el comportamiento de alimentación de las dos especies difiere en la aceptación y el consumo de dietas formuladas con ingredientes no convencionales.

El Sacha inchi (Plukenetia volubilis) es cultivada comercialmente en la amazonía peruana y Brasil tiene el potencial para producir este vegetal. Esta semilla contiene de 24 a 29% de proteína, cerca de 41.4% de aceite y altos niveles de vitamina A y E. Además el aceite de sacha inchi es altamente nutritiva, contiene 45% de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (PUFA).

Considerando los hábitos omnívoros de la gamitana y yamú, y que la semilla de sacha inchi está disponible, los científicos de la Universidad Nilton Lins y de Embrapa Amazonia Ocidental evaluaron el efecto de diferentes proporciones de harina de semilla de sacha inchi en los piensos sobre el rendimiento en crecimiento y composición del cuerpo de juveniles de gamitana y yamú.

“Los parámetros de asimilación de piensos mostraron que la gamitanas y yamús aceptan piensos que contienen sacha inchi, y la supervivencia, crecimiento y composición del cuerpo de los peces generalmente no difieren significativamente de los piensos sin sacha inchi” reportan los científicos.

Ellos destacan que sacha inchi no afecta negativamente ni mejoran significativamente el desarrollo de la gamitana y yamú con respecto a los piensos comerciales disponibles. “Considerando la relación costo-beneficio, sacha inchi tiene el potencial de ser una alternativa barata como ingrediente para la alimentación de peces en la región amazónica”.

“El presente estudio indica que la harina de semilla de sacha inchi puede ser incluido en la alimentación de los peces hasta niveles de 15% para los juveniles de gamitana y el 30% para el yamú sin comprometer el rendimiento en crecimiento y la composición del cuerpo” concluyeron los investigadores.

Referencia (abierto):
Araújo-Dairiki, T.B.; Chaves, F.C.M.; Dairiki, J.K. 2018. Seeds of sacha inchi (Plukenetia volubilis, Euphorbiaceae) as a feed ingredient for juvenile tambaqui, Colossoma macropomum, and matrinxã, Brycon amazonicus (Characidae). Acta Amazonica 48: 32-37.
https://www.alice.cnptia.embrapa.br/alice/handle/doc/1087041?mode=full