Chile.- Científicos de la Universidad de Antofagasta, realizaron una revisión bibliográfica de los últimos estudios sobre el uso de probióticos en los peces de cultivo y los principales resultados obtenidos en el uso de probióticos en el cultivo de Seriola lalandi.

En los últimos años, el uso de antibióticos en acuicultura se ha reducido debido a la diversidad de problemas ambientales que genera en los ecosistemas. La incorporación de antibióticos a las especies en cultivo, además de eliminar la microbiota patogénica, también elimina las bacterias que son beneficiosas para el mismo organismo.

La aplicación de probióticos en los peces de cultivo principalmente de interés comercial viene siendo investigada desde hace varias décadas. Camila Sayes, Yanett Leyton y Carlos Riquelme de la Universidad de Antofagasta, realizaron una revisión bibliográfica de los últimos estudios sobre el uso de probióticos en los peces de cultivo y los principales resultados obtenidos en el uso de probióticos en el cultivo de Seriola lalandi.

Ellos indican que a magnitud de los beneficios de los probióticos dependen de: la concentración del probiótico; el uso de uno o una mezcla de probióticos de diferentes especies; la especie y la calidad sanitaria del huésped; el estado del desarrollo del huésped; y las condiciones físico, químicas y biológicas del ambiente.

“Hay muchas interacciones que también definen el éxito o fracaso de la aplicación de probióticos en los sistemas de cultivo. Por esta razón, es fundamental estandarizar los protocolos, independientemente para especie huésped a ser tratada, debido a que el éxito de un probiótico en un huésped específico no garantiza el mismo resultado beneficioso en otra especie de huésped” destacan los científicos.

Ellos también indican que la aplicación de probióticos en el cultivo de peces requiere de rigurosas medidas que determinen su efectividad. Uno de ellos está relacionado a los factores abióticos o bióticos que estimularan la proliferación y dominancia del probiótico solo si las condiciones que lo rodean son favorables.

Consideraciones para seleccionar probióticos para la acuicultura

Los científicos destacan que las propiedades para considerar la calidad como un candidato a probiótico incluyen, en orden de importancia: (i) ausencia de hemolisinas; (ii) ausencia de genes resistentes a los antibióticos; (iii) antagonista a los patógenos, por exclusión competitiva o la capacidad para producir metabolitos inhibitorios; (iv) resistentes a las sales biliares y bajo pH; (v) crecimiento rápido y adecuada temperatura huésped/cultivo; (vi) capacidad de adhesión y competir por los sitios de adhesión; y, (vii) mejorar la respuesta inmune del huésped, suplementar con nutrientes esenciales, regular los neuropéptidos, buena interacción para aplicar una mezcla de probióticos y viabilidad para las condiciones de almacenamiento. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.