Escocia.- Un estudio concluye que la programación nutricional induce cambios en un gran número de procesos metabólicos en el salmón del Atlántico, que pueden estar asociados con la mejora en el rendimiento de los peces y la utilización de los nutrientes.

Para que la acuicultura alcance la sostenibilidad, la cantidad de harina y aceite de pescado en las formulaciones tradicionales de piensos debe ser significativamente reducida por ingredientes alternativos, como los de origen vegetal.

Durante la última década, una considerable cantidad de estudios científicos se han concentrado en los efectos de estos ingredientes alternativos basados en vegetales en la fisiología de los peces, demostrando que altos niveles de reemplazo pueden tener efectos negativos en el crecimiento, salud, bienestar o resistencia a las enfermedades de los peces.

Las proteínas vegetales como harina de soja, concentrado de proteína de soja, gluten de maíz, harina de girasol, entre otras, vienen siendo usados en los piensos comerciales de peces. Sin embargo, las plantas contienen varios metabolitos secundarios que pueden actuar como factores anti-nutricionales que pueden reducir la asimilación del pienso y la utilización de los nutrientes en los piensos basados en vegetales para los peces.

Científicos de la University of Stirling y de National Institute of Nutrition and Seafood Research (NIFES) recientemente investigaron el concepto de programación nutricional en el salmón del Atlántico (Salmo salar) como una estrategia para mejorar la aceptación y utilización de los piensos basados en vegetales.

“Específicamente, un estímulo nutricional temprano fue aplicado durante tres semanas desde la primera alimentación. Luego, cuando los juveniles fueron alimentados con la misma dieta basado en vegetales durante 4 meses, los peces que recibieron estímulo nutricional durante el desarrollo inicial mostraron un incremento en el rendimiento en crecimiento y conversión del alimento, en comparación con el salmón que fue exclusivamente alimentando con una dieta marina durante toda su vida” informaron.

Ellos también exploraron los mecanismos moleculares que se presentan en el hígado del salmón cuando es desafiado con una dieta basado en vegetales, con la finalidad de determinar los procesos metabólicos afectados, y el efecto de la ploidía.

Ellos indican que los análisis microarray revelaron que la historia nutricional tuvo un mayor impacto en la expresión de los genes. “Las vías claves del metabolismo intermedio fueron sobre regulados, incluido la fosforilación oxidativa, el metabolismo del piruvato, el ciclo de TCA, la glucólisis y el metabolismo de los ácidos grasos”. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.