Palma de Mallorca, España.- Los períodos de luz alternada/alimentación pueden tener un efecto beneficioso en las tasas de ingestión de las larvas de atún y bonito; posiblemente debido a que la alimentación está menos limitada por la saciedad, los costos metabólicos son más bajos; o la digestión del alimento es más eficiente bajo estas condiciones.

En el cultivo larval, los regímenes de fotoperíodo de luz prolongados son usados para maximizar las tasas de ingestión mediante el incremento de la accesibilidad a la presa y por consiguiente incrementa el crecimiento larval.

Por otro lado, la alimentación intermitente puede proveer una alternativa viable a los regímenes de alimentación continuos comúnmente usados que tienen como objetivo mejorar el crecimiento y supervivencia de las larvas.

Científicos del Instituto Español de Oceanografía y de la University of Bergen (Noruega) investigaron el efecto de los regímenes alternativos de luz/oscuridad con alimentación intermitente en el crecimiento y supervivencia de las larvas de dos especies de escómbridos: bonito del Atlántico (Sarda sarda) y atún del Atlántico (Thunnus thynnus).

Primero, los científicos probaron si la manipulación de un régimen de luz genera alimentación intermitente mediante el análisis del contenido estomacal de las larvas. Posteriormente, ellos realizaron dos experimentos de laboratorio para identificar los mejores regímenes de luz alternativos que maximicen el crecimiento y supervivencia larval, mediante la comparación de los resultados a los obtenidos usando regímenes de luz continuos.

Los científicos registraron un incremento en la ingestión específica durante todo el día en todos los experimentos, alcanzando un pico máximo al final del día.

“Las tasas de crecimiento larval del atún fueron similares a pesar de las diferentes condiciones alternativas, mientras que la larva de bonito creció mejor cuando se les proveyó con luz a intervalos de tres horas” reportaron.

Ellos indican que los períodos de luz alternativa/alimentación pueden tener un efecto beneficioso en las tasas de ingestión; posiblemente debido a que la alimentación está menos limitada por la saciedad, los costos metabólicos son más bajos; o la digestión del alimento es más eficiente bajo estas condiciones.

“Cambios en el régimen de luz, que resulta en alimentación de pulso, pueden ser una estrategia óptima para incrementar el crecimiento sin aparente costo de supervivencia en los cultivos de larvas de bonito o atún” concluyeron los científicos.

Referencia:
Edurne Blanco, Patricia Reglero, Aurelio Ortega, Fernando de la Gándara, Øyvind Fiksen, Arild Folkvord, 2017. The effects of light, darkness and intermittent feeding on the growth and survival of reared Atlantic bonito and Atlantic bluefin tuna larvae. Aquaculture. Volume 479, 1 October 2017, Pages 233-239. https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2017.05.020
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0044848617309730