Portugal.- Los científicos del Centro de Ciências do Mar (CCMAR) en cooperación con el CSIC (España) concluyeron que los ingredientes utilizados en la acuicultura pueden ser sustituidos por ingredientes de origen vegetal, sin que eso perjudique el crecimiento de los peces y comprometa la calidad del mismo.

Ellos descubrieron que la adición de suplementos de butirato en las raciones de los peces ayudan a preservar la función intestinal en la dorada que es alimentada en base a raciones vegetales.

La investigación fue liderada por científicos del Instituto de la Acuicultura Torre de la Sal (IATS-CSIC), en colaboración con los científicos de la Norwegian University of Life Sciences y CCMAR, y de las empresas BIOMAR y NOREL.

El estudio se ejecutó en el marco de los proyectos AQUAEXCEL, AQUAEXCEL2020 y ARRAINA, financiados por la Unión Europea.

Las raciones de la acuicultura en base a vegetales son vistos como más sustentables, comparado a las producidas con harina de pescado. No obstante, en algunas especies no existen registros de limitaciones, en otras se verificó una disminución en la eficiencia de la digestión de los alimentos, aumentando la susceptibilidad a las enfermedades y el estrés.

El butirato de sodio es uno de los aditivos de alimentos más prometedores a ser utilizados en la acuicultura para evitar los efectos adversos. Los científicos explican que esta sal de ácido graso de cadena corta es producida por fermentación bacteriana de carbohidratos no digeridos. Los estudios realizados permitieron a los científicos definir la dosis más efectiva de butirato para la dorada, teniendo como base el desempeño del crecimiento y la función intestinal, forma y permeabilidad.

La dorada, especie que sirvió para la prueba, presentó menos problemas intestinales que otras especies cuando se les brindó dietas vegetales suplementadas con butirato.

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.