Ceará, Brasil.- Estudio concluye que el aceite de krill tiene permite mejorar el rendimiento en crecimiento y a composición de ácidos grasos del camarón blanco cultivado en alta salinidad.

El cultivo hipersalino de camarón marino puede conducir a bajas tasas de crecimiento y eficiencia del alimento.

Científicos de la Universidade Federal do Ceará y de Aker BioMarine Antarctic AS (Noruega) evaluaron el efecto de la suplementación de la dieta con tres fuentes de aceite (krill, pescado y grano de soja) en el crecimiento del camarón blanco Litopenaeus vannamei criado a alta salinidad.

Ellos emplearon criaron los camarones bajo condiciones isoosmótica e hiperosmótico. La dietas variaron en su composición de ácidos grasos: control (35g/kg de la dieta de aceite de soja); pescado (27 g/kg de aceite de pescado y 10 g/kg de aceite de soja); Krill (48 g/kg de aceite de krill y 4 g/kg de aceite de soja); krill- (15 g/kg de aceite de krill y 21 g/kg de aceite de soja); krill+ (55 g/kg de aceite de krill y 4 g/kg de aceite de soja).

“Durante la cosecha, la dieta de krill tuvo el crecimiento más rápido y el mayor peso del camarón, independientemente de la salinidad del agua” reportan los científicos. Ellos también informan que no hubieron diferencias significativas en la supervivencia y producción del camarón entre las diferentes dietas.

“Los camarones alimentados con pescado, krill y krill+ tuvieron las mayores concentraciones de PUFA comparado con las dietas control y krill-” concluyeron los científicos.

Referencia:
Castro O, Burri L, Nunes A. Astaxanthin krill oil enhances the growth performance and fatty acid composition of the Pacific whiteleg shrimp, Litopenaeus vannamei, reared under hypersaline conditions. Aquacult Nutr. 2017;00:1–11. https://doi.org/10.1111/anu.12577
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/anu.12577/abstract