ROMA, Italia.- Océanos y costas saludables podrían generar dividendos en una economía verde, según un informe publicado por United Nations Environment Programme (UNEP), United Nations Development Programme (UNDP), the Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO), International Maritime Organization (IMO), United Nations Department of Economic and Social Affairs (UN-DESA), International Union for Conservation of Nature (IUCN), WorldFish Center y GRID-Arendal.

España (Agencia Sinc).- Las praderas submarinas son las zonas de la superficie oceánica cubiertas de vegetación. Estos ecosistemas acumulan el doble de carbono que los bosques templados y tropicales del planeta, según los resultados que un equipo internacional de científicos publica en Nature Geoscience, y que ha contado con la participación española del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

BILBAO, España (Europa Press).- Un software desarrollado por AZTI-Tecnalia, centro tecnológico especializado en investigación marina y alimentaria, se ha convertido en el método de evaluación del estado de la fauna y flora de los fondos marinos más utilizado por los países europeos. La herramienta informática es de uso oficial en once países europeos y permite evaluar, a partir de muestras de los fondos, el estado ecológico de mares y estuarios de cualquier parte del mundo.

España.- Raquel Goñi,  investigadora  del  Centro Oceanográfico de Baleares del  IEO, es autora junto con Fabio Badalamenti (CNR, Palermo) y Mark Tupper (World Fish Centre, Filipinas) del  tercer capítulo del libro  Marine Protected Areas  –A Multidiciplinary Approach, en el que se sintetiza y evalúa la evidencia empírica de los efectos de las áreas marinas protegidas sobre las pesquerías, tanto en áreas cerradas a la pesca como en áreas cerradas al arrastre, dragas y similares.

OVIEDO, España (Agencia SINC).- Investigadores de la Universidad de Oviedo han analizado por primera vez un fragmento de ADN de piensos comerciales para peces de acuicultura y de acuario. Los resultados demuestran que para fabricar este alimento se han empleado ocho especies diferentes de peces marinos de altos niveles tróficos, en parte procedentes directamente de pesquerías extractivas.