Vigo, España.- Los humedales costeros (pastizales marinos, marismas y manglares) desarrollan un papel fundamental en los ciclos de carbono marino global. Aunque pueda parecer que las praderas marinas no tienen un vínculo directo con el cambio climático, el secuestro de dióxido de carbono en estos ecosistemas a menudo excede la capacidad estimada por área de superficie de los bosques terrestres, por lo que estas plantas están reconocidas como uno de los sumideros de carbono más efectivos de la Tierra. Concretamente se ha estimado que los sedimentos situados bajo los pastizales marinos retienen el 20% del carbono total secuestrado en los sedimentos marinos, existiendo capas de sedimento rico en carbono de más de 10 m de espesor y 6000 años de antigüedad. Además de ser considerado como uno de los ecosistemas a nivel global con mayor capacidad de capturar y retener carbono, las praderas marinas proporcionan servicios críticos de ecosistemas que contribuyen a la mitigación del cambio climático y a la resiliencia de los ecosistemas en ambientes costeros, como la estabilización de sedimentos que previene la erosión costera, el reciclaje de nutrientes o la regulación de la calidad del agua, etc., además de constituir el hábitat de cría de larvas y juveniles de muchas especies.

Tasmania, Australia.- Equipo internacional de científicos demuestra que algunos países enfrentan un doble peligro en los sectores de pesca, acuicultura y agricultura en el marco del cambio climático. Ellos también indican que existen retos y desafíos interrelacionados entre los tres sectores de producción de alimentos.

EEUU.- Un grupo de investigadores indica que hay cuatro objetivos realista que harán que las operaciones acuícolas en el futuro sean más sostenibles y productivas: (1) mejorar las prácticas de gestión; (2) énfasis en la toma de decisión local, desarrollo de la capacidad humana y acciones colectivas; (3) desarrollo de esfuerzos de gestión del riesgo; y (4) creación de sistemas para identificar productos acuícolas más sostenibles.

Madrid, España.- Los llamados ‘círculos de hadas’ son claros sin vegetación de forma circular que surgen en las praderas submarinas de Posidonia oceanica del Mediterráneo, entre otros entornos. Hasta ahora se desconocía cómo se forman estos vacíos, pero un nuevo modelo matemático muestra que estas curiosas formas se deben a la competencia entre las plantas por los recursos. El estudio, publicado en Science Advances, ha sido realizado por investigadores del Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos, un instituto mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de les Illes Balears (UIB), en colaboración con biólogos del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (CSIC-UIB) y la King Abdullah University of Science and Technology (KAUST), de Arabia Saudita.

España.- Un nuevo trabajo publicado por científicos del Centro Oceanográfico de Vigo del Instituto Español de Oceanografía (IEO) revela que existen cinco especies diferentes de microalgas capaces de producir la toxina causante de ciguatera en Canarias y que Lanzarote y Fuerteventura son las islas donde mayor es su concentración.

Bilbao, España.- Reducir el volumen de subproductos y residuos generados en la acuicultura y, por tanto, la problemática asociada a su gestión, aumentando la productividad y mejorando el uso de recursos naturales, contribuyendo a aumentar la sostenibilidad a largo plazo de la actividad acuícola, es el objetivo de la “Guía de Minimización de Subproductos y residuos de la acuicultura” elaborada por AZTI para el Observatorio Español de Acuicultura (OESA), perteneciente a la Fundación Biodiversidad.