Guangzhou, China.- Ellos concluyen que los antibióticos pueden conducir a la contaminación compleja de ARGs no relacionados con los administrados debido a la concurrencia de ARGs en los plásmidos en los sedimentos de las granjas acuícolas.

Se vienen realizando esfuerzos considerables para incrementar la productividad de la acuicultura para satisfacer la necesidades críticas de nutrición humana. Sin embargo, algunas estrategias como las altas densidades de cultivo, evidentemente facilitan la diseminación de patógenos epizoóticos. Los antibióticos se han convertido en la solución más popular; no obstante, el uso excesivo e imprudente de varios antimicrobianos han inducido al surgimiento de patógenos resistentes a los antibióticos.

El alimento medicado y los baños de inmersión son los tipos más comunes de antibióticos usados para contrarrestar las infecciones bacterianas en la acuicultura. Una parte significativa de los antibióticos en los piensos no son ingeridos por los animales acuáticos, junto con lo antibióticos intactos y metabolizados con propiedades antimicrobianos excretados por estos animales, es recibido por el ambiente que los rodea. Todos estos compuestos crean un significativo estrés selectivo para las bacterias resistentes a los antibióticos, además de promover la transferencia lateral de genes y la recombinación genética de los genes resistentes a los antibióticos.

Una sustancial variedad de genes de resistencia a los antibióticos con diferentes categorías de antibióticos son altamente enriquecidos en los ambientes de la acuicultura y representa varios mecanismos de resistencia. Por consiguiente, la acuicultura es considerada uno de los mayores reservorios y fuentes de genes de resistencia a los antibióticos en los ambientes acuáticos.

Los científicos de la Sun Yat-sen University y de la Southern Medical University caracterizaron el perfil detallado de los genes resistentes a los antibióticos (ARG) en los sedimentos de una granja de acuicultura (rana toro), donde sólo se administraron betalactámicos (penicilina y amoxicilina) y aminoglucósido (gentamicina), y, adicionalmente, localizaron los potenciales compartimientos genéticos de los genes resistentes a los antibióticos para dilucidar la formación de múltiples contaminantes de ARG.

“El análisis del ADN extracelular e intracelular demuestra que el uso de los antibióticos conduce a una contaminación compleja de ARG no solo relacionados a los betalactámicos y aminoglucósido, sino también a las sulfonamidas, tetraciclinas y macrólidos” reportan los científicos.

Ellos indican que la mayoría de los ARGs en los sedimentos de la granja de rana toro probablemente fueron transportados por plásmidos. “Se observó una correlación significativa entre la abundancia total de los plásmidos relacionados con ARG y la de plásmidos que llevan ARG” indicaron.

“Aproximadamente el 85% de los plásmidos probablemente presentes en el sedimento de la granja de rana toro poseían al menos 3 subtipos de ARG, lo que confiere la resistencia de los hospedadores bacterianos a diferentes categorías de antibióticos” destacan los científicos.

Ellos concluyen que los antibióticos pueden conducir a la contaminación compleja de ARGs no relacionados con los administrados debido a la concurrencia de ARGs en los plásmidos.

Referencia:
Chen, B., Lin, L., Fang, L., Yang, Y., Chen, E., Yuan, K., Zou, S., Wang, X., Luan, T., Complex pollution of antibiotic resistance genes due to beta-lactam and aminoglycoside use in aquaculture farming, Water Research (2018), doi: 10.1016/j.watres.2018.02.003 
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0043135418301027