Paraná, Brasil.- Resultados de estudio sugieren la ventaja de usar estanques grandes en la medida de lo posible para la mejor gestión de los efluentes de las piscigranjas; estos estanques tienen una menor implantación y costos de mantenimiento comparados a los otros tamaños.

Brasil se ubica en el 14avo lugar en la producción de pescado, con una producción de aproximadamente 563 mil toneladas por año, el 84% de esto proviene de las aguas continentales. Además, las proyecciones para producción son prometedoras, e indican un incremento de 104.4% en la producción y un 32.3% de consumo per capita para el 2015-2025.

En general, la piscicultura es una actividad con importancia económica. Una de las principales preocupaciones son los efluentes de la actividad acuícola, ricos en nitrógeno y fósforo, que pueden causar procesos de eutrofización en los cuerpos de agua receptores.

Las actividades de piscicultura en la región Oeste de Paraná usan un constante intercambio de agua de 1% del volumen de agua al inicio del período de cultivo a cerca de 10% al final. El total del volumen de agua es drenado de los estanques antes de la cosecha, y los efluentes acumulados durante el período de cultivo son liberados en el cuerpo receptor en grandes volúmenes y en un corto período de tiempo.

Científicos de la Universidad Estatal del Oeste de Paraná, Instituto Federal de Paraná y de la Universidad Dinâmica das Cataratas caracterizaron los efluentes durante el proceso de cosecha de los peces en estanques excavados de diferentes tamaños usados en la piscicultura. El análisis del componente principal (PCA) fue utilizado en los parámetros estudiados para determinar la calidad del efluente e inferir la influencia de los diferentes momentos asociados con el proceso de cosecha de los peces en granjas de pequeño, mediano y gran tamaño.

“La piscicultura en estanques excavados viene enfrentando una serie de cambios; el principal cambio es el incremento en la productividad por medio de la intensificación del cultivo. Sin embargo, la caracterización de los efluentes generados por la actividad acuícola puntualizan la necesidad por la aplicación de buenas prácticas de gestión durante el cultivo con la finalidad de evitar los altos niveles de concentración de la liberación de nutrientes en el ambiente durante la cosecha de los peces. La descarga de efluentes con una alta capacidad de contaminantes amenaza el crecimiento de esta actividad” reportan los investigadores.

Ellos indican que los resultados de PCA muestran que los estanques pequeños y grandes no presentan diferencias significativas en la calidad de los efluentes; sin embargo, los estanques de tamaño mediano muestran una pobre calidad del efluente. “Estos resultados sugieren la ventaja de usar estanques grandes en la medida de lo posible; estos estanques tienen una menor implantación y costos de mantenimiento comparados a los otros tamaños” dijeron. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.