La Paz, México.- La macroalga lechuga de mar es una especie adecuada para la biorremediación de los efluentes en sistemas de acuicultura integrada, y su harina es un buen aditivo para los piensos del camarón de cultivo, destaca un estudio realizado en el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste.

El uso de las macroalgas en acuicultura integrada multitrófica (IMTA) ha sido propuesto como una alternativa para la expansión sostenible de la acuicultura, sirve como fuente de alimento y también para la biorremediación de agua debido a su alta capacidad de remover los nutrientes inorgánicos de los efluentes.

Los beneficios de integrar la acuicultura del camarón y las macroalgas verdes han sido documentadas para Ulva clathrata que mostró alta eficiencia en remover los nutrientes inorgánicos de los efluentes, además de mejorar la utilización de los alimentos en el camarón blanco y el camarón marrón.

Por otro lado, las macroalgas son una excelente fuente de proteína, carotenoides, minerales, polisacáridos y vitaminas, comúnmente son usados como aditivos de los alimentos. El nivel óptimo de inclusión de harina de macroalgas en los piensos de camarón varía entre las especies de macroalgas, pero, en muchos casos, los estudios recomiendan no inclusión mayor de 5%.

Investigadores del CONACYT – Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste evaluaron el uso de Ulva lactuca como una herramienta valiosa para la biorremediación de los efluentes y su factibilidad como aditivo para los piensos de camarón. Ellos determinaron el crecimiento del camarón y la calidad del agua en un sistema de cultivo integrado con Ulva lactuca, y por otro lado, el efecto de la harina de U. lactuca como aditivo de los piensos a diferentes niveles de inclusión en el rendimiento, contenido de lípidos y carotenoides del camarón.

“En la prueba de alimentación 1, los camarones criados bajo un sistema integrado con U. lactuca tuvieron un crecimiento similar y utilización del pienso que los camarones criados con el recambio normal de agua” reportan.

Ellos indican que en la prueba de alimentación 2, la biomasa de macroalga producida por la biorremediación fue secada y se usó para formular dieta que contenían 0, 1, 2 y 3% de harina de U. lactuca.

“Los camarones alimentados con 3% de U. lactuca tuvieron una mejora significativa en el crecimiento del camarón y la tasa de conversión del alimento, e incrementó el contenido de lípidos y carotenoides de todo el cuerpo en 30 y 60%, respectivamente, comparado a la dieta control” dijeron.

Ellos concluyen que la macroalga U. lactuca es una especie adecuada para la biorremediación de los efluentes en sistemas de acuicultura integrada, y su harina es un buen aditivo para los piensos del camarón de cultivo. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.