EEUU.- Expandir la industria de la crianza de peces cerca de la costa o establecer una industria en mar abierto tiene riesgo significativos para los ecosistemas acuáticos y la salud pública de EEUU, según un informe publicado por el Department of Environmental Health and Engineering de Johns Hopkins Center for a Livable Future in the Bloomberg School of Public Health.

“Near- and offshore finfish aquaculture (NOFA)” es un método de producción de pescado que se realiza en jaulas con un libre intercambio de agua con el ambiente que las rodea. Aunque existen pocas operaciones NOFA en EEUU, algunos interesados han expresado su interés en desarrollar la industria en la aguas estatales y federales.

El informe evalúa si una expansión de la industria en EEUU puede ser ambientalmente sensato y seguro basados en las actuales prácticas de producción. El equipo de investigación encontró que los mayores problemas alrededor de NOFA son: el gran número de peces de cultivo que escapan, los brotes de enfermedades infecciosas en las granjas, el desarrollo de parásitos y bacterias resistentes a los medicamentos, la persistencia de los medicamentos veterinarios en el ambiente, las heces de los peces causan impactos en los ecosistemas local y regional, y los peligros que pueden causar tasas elevadas de lesión y muerte entre los trabajadores. Los investigadores resaltan que algunos de estos problemas pueden ser minimizados o resueltos con mejoras en la regulación y monitoreo. Otros problemas, como el escape de los peces y la liberación de los desechos de los peces, son productos inevitables de la piscicultura en sistemas abiertos como comúnmente son practicados.

“El escape reciente de más de 160 mil salmones del Atlántico de crianza en el estrecho Puget es un ejemplo ilustrativo de cosas que pueden ser un error con estas clases de operaciones” dijo Jillian Fry, PhD, director de Public Health & Sustainable Aquaculture Project en CLF. “Globalmente, muchos millones de personas escapan de las jaulas. Desafortunadamente, este no es un problema nuevo para la piscicultura en aguas costeras o mar abierto”.

Los proponentes del incremento de las operaciones NOFA en EEUU comúnmente destacan las prácticas de producción específicas, pero frecuentemente no es claro como las mejoras vienen siendo adoptados. Los investigadores dicen que la tendencia dependen de la aplicación de las leyes existentes, en vez de crear un nuevo sistema regulatorio específico para la acuicultura, lo que conduce a brechas en la regulación. Como resultado, muchos de los riesgos descritos en el informe no son adecuadamente monitoreado o resueltos bajo las leyes de EEUU actuales. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.