Suecia.- Un estudio de la Lund University muestra que las partículas de plástico en el agua pueden terminar dentro de los cerebros de los peces. El plástico puede causar daño cerebral, que es la causa probable de trastornos del comportamiento observados en los peces.

Los cálculos han demostrado que el 10% de todo el plástico producido en todo el mundo finalmente termina en los océanos. Como resultado, una gran parte de los desechos marinos globales son de hecho residuos de plástico.

“Nuestro estudio es el primero en demostrar que las partículas de plástico nanométrica pueden acumularse en los cerebros de los peces” dijo Tommy Cedervall, investigador de química en Lund University.

Los científicos estudiaron como los nanoplásticos pueden ser transportados a través de diferentes organismos en el ecosistema acuático, por ejemplo vía las microalgas y el plancton animal a los peces más grandes. Las pequeñas partículas de plástico en el agua son consumidas por el plancton animal, que a su vez son consumidos por los peces.

Según Cedervall, el estudio incluye varios resultados interesantes sobre cómo el plástico de diferentes tamaños afectan los organismos acuáticos. Lo más importante es que proveen evidencia de que las partículas de nanoplástico pueden cruzar la barrera hematoencefálica en los peces y de esta forma acumularse en el tejido cerebral de los peces.

Además, los investigadores involucrados en el estudio demostraron la aparición de trastornos del comportamiento en peces que están afectados por el nanoplástico. Ellos comen más despacio y exploran menos sus alrededores. Los investigadores creen que estos cambios en el comportamiento pueden estar relacionados al daño cerebral causado por la presenci de nanoplástico en el cerebro.

Otro resultado del estudio es que el plancton animal muere cuando se exponen a partículas de plástico nanométricas, mientras que las partículas de plástico más grandes no los afecta. En general, estos efectos diferentes de los nanoplásticos pueden tener un impacto sobre el ecosistema como un todo.

Contacto:
Tommy Cedervall, senior lecturer
Department of Chemistry, Lund University
+46 (0)46 222 82 54, +46 (0)701 47 33 57
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Referencia (abierto):
Karin Mattsson, Elyse V. Johnson, Anders Malmendal, Sara Linse, Lars-Anders Hansson & Tommy Cedervall. Brain damage and behavioural disorders in fish induced by plastic nanoparticles delivered through the food chain. Scientific Reports 7, Article number: 11452 (2017). doi:10.1038/s41598-017-10813-0
https://www.nature.com/articles/s41598-017-10813-0