Vancouver, Canadá.- Las flotas pesqueras industriales arrojan anualmente casi 10 millones de toneladas de pescado en buen estado al océano, según una nueva investigación.

El estudio realizado por investigadores de Sea Around Us, una iniciativa del Institute for the Oceans and Fisheries de la University of British Columbia y de la University of Western Australia, reveló que casi el 10% de la captura mundial total en la última década debido a las pobres prácticas pesqueras y la inadecuada gestión.

“En la era actual de creciente seguridad inseguridad alimentaria y preocupaciones sobre la salud nutricional humana, estos hallazgos son importantes” destacó Dirk Zeller, autor líder del estudio y profesor en la University of Western Australia. “El pescado descartado pudo haber sido mejor aprovechado”.

Los pescadores descartan una proporción de sus capturas debido a que las prácticas pesqueras dañan el pescado y los vuelven invendibles, los pescados son pequeños, las especies están fuera de estación, o los pescadores capturan especies que no son su objetivo, algo conocido como captura incidental.

“Los descartes también ocurren debido a una práctica desagradable donde los pescadores continúan pescando aún después que ellos han capturado el pescado que ellos pueden vender” dijo Zeller. “Si ellos capturan los peces más grandes, ellos tiran los más pequeños; ellos no pueden mantener ambas cargas debido a que se quedan sin espacio o han superado su cuota”.

El estudio examinó la cantidad de pescado descartado. En los años 50, cerca de cinco millones de toneladas de pescado fueron descartados cada año, en los años 80 está creció a 18 toneladas. Se redujo a los actuales niveles de casi 10 millones de toneladas por año durante la última década.

La disminución de los descartes en los últimos años podría atribuirse a la mejora en la gestión pesquera y la nueva tecnología, pero Zeller y sus colegas afirman que es probable que también sea un indicador de que las poblaciones de peces se reducen. Una reconstrucción al año 2016 de los datos de captura desde 1950 a 2010 por los científicos reveló que las capturas han estado disminuyendo a una tasa de 1.2 millones de toneladas de pescado cada año desde mediados de los años 90.

“Los descartes están disminuyendo debido a que estamos pescando estas especies cuyas poblaciones han disminuido, de esta forma las operaciones pesqueras están pescando menos y menos cada año, y por consiguiente hay menos para tirar” reportan los científicos.

Ellos informan que el estudio también muestra como la flota industrial se mueve a nuevos lugares una vez que ciertas pesquerías disminuyen.

“El cambio de descartes pesqueros de las aguas del Atlántico al Pacífico muestra una peligrosa tendencia en la pesca para exportar nuestras necesidades pesqueras y problemas pesqueros a nuevas áreas” dijo Tim Cashion, otro de los investigadores.

Referencia (abierto):
Zeller D, Cashion T, Palomares M, Pauly D. Global marine fisheries discards: A synthesis of reconstructed data. Fish Fish. 2017;00:1–10. https://doi.org/10.1111/faf.12233
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/faf.12233/full