Galveston, USA.- Estudio demuestra la factibilidad de un nuevo protocolo no letal de aislamiento de ADN de larvas vivas de peces. El método puede ser adaptado fácilmente para otras especies.

La capacidad de genotipar las larvas de peces está conduciendo a importantes avances en varios campos, incluido la toxicología acuática, el cambio climático, la genética de poblaciones, la acuicultura, y la genética del desarrollo y biomédica.

El pequeño tamaño de las larvas de los peces limita la disponibilidad de tejido; de está forma no se pueden usar peces vivos. En contraste, el muestreo de tejidos no letales se basan en hisopos de piel y cortes de aletas, que son labores intensivas en trabajo y requiere de altas habilidades técnicas y equipamiento.

Científicos de Texas A&M University describieron un método de genotipificación no invasivo para larvas de peces vivos basado en la recolección de ADN ambiental (eDNA) en el agua. Ellos demostraron la utilidad del enfoque mediante la genotipificación de larvas de minnow (Cyprinodon variegatus).

“El eDNA capturado fue usado para genotipificar larvas de peces con la suficiente resolución, siendo el enfoque útil en escenarios que incluyen la crianza comunal de múltiples familias” reportan los científicos.

Ellos concluyen que el protocolo puede ser adaptado para genotipar las larvas vivas de peces cebras y otras especies modelo como medaka (Oryzias latipes) y silversides del Atlántico (Menidia menidia), con la ventaja de que el método va acorde a los protocolos para la apropiada manipulación de los animales. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.