Nelson, Nueva Zelanda.- Las industrias pesquera y acuícola, y los gestores de las pesquerías en todo el mundo necesita incorporar en sus actividades el poder de la genómica para garantizar la seguridad, sostenibilidad y trazabilidad los alimentos de origen acuático.

Un nuevo estudio muestra que la ciencia de la genómica sigue siendo severamente subutilizada en la industria mundial de los alimentos de origen acuático, tanto en la acuicultura como en la gestión de las poblaciones de peces silvestres.

El uso de la genómica para ayudar a los productores a seleccionar los rasgos deseables en los padres y la descendencia está bien establecido en los programas de crianza de animales, pero su potencial para mejorar la salud y viabilidad de las poblaciones de peces está prácticamente sin explotar. La primera secuencia genómica de una especie acuática importante fue publicado recién en el 2011.

La pesca y acuicultura proveen a 4500 millones de personas el 15% de sus proteínas animales y la forma en que la industria va a hacer frente a una población mundial en rápido crecimiento es “una cuestión acuciante” dijo la Dr. Maren Wellenreuther científica de Plant & Food Research, co-autora de una revisión mundial de la genómica en la industria de alimentos de origen acuático.

“Las técnica genómicas pueden ayudar a las poblaciones de peces domesticados a crecer más rápido, rastrear el impacto de las liberaciones de los hatcheries, desarrollar resistencia a las enfermedades e identificar más poblaciones silvestres adecuadas para la acuicultura” dijo Wellenreuther.

El Dr. Louis Bernatchez, de la Université Laval (Quebec) manifestó que la ciencia ha dado un gran salto desde los métodos genéticos de “baja resolución”, que han existido durante décadas, a la ciencia de alta resolución de la genómica, que ahora puede ensamblar datos de especies enteras de una forma más barata.

“La incorporación de esta ciencia en la pesca y la acuicultura podría ser lo que necesitamos alrededor del mundo en la gestión y mantenimiento de las poblaciones saludables” destacó el científico.

La adopción de la genómica tendría otro beneficio clave, volviendo a los productos marinos fácil de rastrear “desde el océano al tenedor”.

“La certeza sobre el origen e identidad es crucial para la utilización sostenible, y para prevenir el fraude de los alimentos” dijo el científico. “Las herramientas genómicas, que son precisas y confiables, son ideales para determinar la autenticidad y verificar la información del etiquetado”.

Wellenreuther destaca que “el valor de la información genómica no necesita ser probado. En cambio, necesitamos esfuerzos inmediatos para eliminar los obstáculos estructurales e integrar los métodos de información genómica en las prácticas gestión y producción”. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.