Australia.- Un científico de la James Cook University (JCU) está usando una tecnología genética innovadora para ayudar a los productores acuícolas a detectar de forma temprana los brotes de las enfermedades.

Giana Gomes de JCU dijo que las enfermedades representan alrededor del 40% de las pérdidas de la acuicultura en todo el mundo, con un costo de alrededor de US$102 millones por año.

Mediante el uso del revolucionario método de ADN ambiental (eDNA), es posible conocer que parásitos y peces viven en un cuerpo de agua, sólo evaluando una pequeña cantidad de agua.

“Esta es una técnica molecular similar a la usada por las unidades forenses criminales, donde se puede identificar el ADN de la escena de un crimen evaluando una gota de sangre o saliva” manifestó Gomes.

Ella dijo que los signos clínicos de los brotes de las enfermedades en la acuicultura frecuentemente se identifican demasiado tarde cuanto las infecciones ya están en etapas avanzadas.

“Pero con la metodología del eDNA seremos capaces de identificar qué parásito y en que cantidad están presentes y ayudar a los productores a identificar las enfermedades potenciales que amenazan a los animales antes de que sean infectados” dijo la científica.

Su último trabajo científico acopló el muestreo de eDNA con los datos de producción de pescado y las condiciones del agua para tratar y descubrir los principales factores ambientales de los brotes de las enfermedades.

“Nos concentramos en una especie de parásito que causa chilodonellosis, una enfermedad que mata alrededor del 10% de los peces en las granjas afectadas en los primeros dos a tres días. Es especialmente difícil debido a que los brotes pueden ocurrir sin previo aviso” dijo.

El equipo descubrió que podían detectar los parásitos antes del brote de la enfermedad y que la temperatura elevada del agua estimulaba la propagación de la enfermedad.

“Nuestro estudio sólo monitoreo la calidad del agua una vez al mes. Pero aún entonces hubo correlaciones significativas entre la abundancia del parásito y la subsecuente muerte de los peces” dijo Gomes.

Ella dijo que el uso de la metodología eDNA para propósitos comerciales ya está disponible en la unidad Tropical Water & Aquatic Ecosystem Research (TropWATER) de JCU, pero se utiliza principalmente para la detección de especies invasoras como la tilapia.

“La detección de los parásitos usando el eDNA en la acuicultura es todavía nueva en Australia. Si los productores están interesados en usar esta tecnología en sus granjas ellos pueden contactarnos para discutir proyectos potenciales.

Contacto:
Giana B Gomes
Email:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Referencia:
Giana Bastos Gomes, Kate S. Hutson, Jose A. Domingos, Catherine Chung, Scott Hayward, Terrence L. Miller, Dean R. Jerry. Use of environmental DNA (eDNA) and water quality data to predict protozoan parasites outbreaks in fish farms. Aquaculture, Volume 479, 1 October 2017, Pages 467–473. https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2017.06.021
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0044848617307615