España.- La rodopsina, una proteína poco conocida hasta hace unos años, permite a gran cantidad de bacterias y arqueas marinas captar la energía del sol y utilizarla para crecer más rápidamente o sobrevivir ante la falta de nutrientes. Un artículo en el que participa el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB-CSIC) revisa todos los estudios realizados hasta la fecha sobre estos microorganismos. El análisis revela la gran importancia de las rodopsinas para la ecología marina y su gran potencial en aplicaciones biotecnológicas.

Leer más...

España.- En una investigación llevada a cabo en la Estación Marina de Plentzia de la UPV/EHU, han monitorizado diversos grupos de lubinas para analizar cómo se comportan en condiciones de estrés. De esta manera, han probado que se pueden utilizar grupos de peces como sensores biológicos, utilizando una metodología no invasiva basada en el análisis de imagen. El investigador Harkaitz Eguiraun considera que han dado un gran paso en la investigación hacia la acuicultura inteligente.

Leer más...

Madrid, España.- El veneno de las anémonas de mar está formado, en gran parte, por unas proteínas llamadas actinoporinas, que atacan a otros organismos creando poros en sus membranas celulares. Una investigación realizada en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha descubierto que, en este animal marino, la unión y la diversidad hacen la fuerza, ya que las proteínas y los genes que las originan trabajan de manera conjunta para dosificar el veneno.

Leer más...

Santa Barbara, EEUU.- Con la finalidad de explorar y comparar las posibles relaciones de tolerancia y el ciclo de vida de las especies de maricultura, científicos recopilaron información sobre el rango de tolerancia a la temperatura, las observaciones de oxígeno disuelto mínimo, parámetros de crecimiento, nivel trófico, taxon, región y valor comercial de 178 especies marinas de cultivo.

Leer más...

Stanford, EEUU.- Las algas podrían ser la clave para alimentar a la creciente población mundial, debido a que son más eficientes que las plantas terrestres al tomar el dióxido de carbono del aire, esto podría transformar la agricultura. Si la eficiencia de las algas puede ser transferidos a las plantas terrestres, nosotros podríamos cultivar alimentos en menos tiempo, usando menos agua y menos fertilizantes nitrogenados.

Leer más...