Canadá.- Se conoce que algunos peces tienen los corazones más grandes, al menos durante el invierno. Un profesor de la University of Guelph ha identificado un proteína que permite a los peces cambiar el tamaño de sus corazones basados en la temperatura del agua.

“Los peces acumulan colágeno en el invierno y lo eliminan en el verano” dijo Todd Gillis, cuyo estudio, realizado con la estudiante doctoral Elizabeth Johnston, fue publicado en el Journal of Experimental Biology. “Ellos hacen esto para que puedan seguir nadando en un amplio rango de temperaturas”.

La comprensión de cómo los peces son capaces de acumular y eliminar en colágeno es importante debido a que los corazones de los peces y de los humanos son similares en composición, manifestó Gillis, profesor del Departamento de Biología Integradora.

Johnston examinó las células que regulan el colágeno en los corazones de trucha arco iris. Los científicos expusieron a las células a las proteína TGF-Beta1, conocida por ser una señal que regula el tejido conectivo en los seres humanos.

“La hipótesis es que la caída en la temperatura aumenta la viscosidad de la sangre y esto hac que el corazón trabaje más, conduciendo a un incremento en la liberación de la proteína TGF-Beta1” informó Gillis.

Las pruebas de laboratorio confirmaron que la exposición de las células del corazón de los peces a la proteína TGF-Beta conduce a una mayor producción de colágeno.

Anteriormente, Gillis demostró que la trucha arco iris puede incrementar el tamaño de su corazón hasta en un 50% en temperaturas más frías. El corazón permanecerá más grande y más fuerte en aguas que están alrededor de 4 oC y retorna a su tamaño normal en temperaturas entre 12 y 17 oC.

Contacto:
Prof. Todd Gillis
Department of Integrative Biology
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Referencia:
Elizabeth F. Johnston et al. Transforming growth factor beta-1 (TGF-β1) stimulates collagen synthesis in cultured rainbow trout cardiac fibroblasts, The Journal of Experimental Biology (2017). DOI: 10.1242/jeb.160093
http://jeb.biologists.org/content/220/14/2645