Noruega.- Los salmones de cultivo a menudo pierden su visión durante el verano debido a que las cataratas hacen que sus ojos se opaquen. Esto ocurre cuando la temperatura se incrementa, pero no se sabe con exactitud por qué sucede.

Los científicos de NIFES han descubierto más sobre el vínculo entre la temperatura del mar y la ceguera en el salmón.

Las cataratas son un trastorno ocular que puede afectar a los humanos y los peces. El lente del ojo gradualmente se vuelve opaco hasta que ya no es transparente. Esto es un serio problema de bienestar para el salmón de granja.

“Estos son daños permanentes a la lente. El peor de los casos es que la visión está tan deteriorada que los peces no pueden ver el alimento, dejan de comer y dejan de crecer” manifestó Sofie Remø, científica en National Institute of Nutrition and Seafood Research (NIFES).

Agua caliente

El riesgo de quedar ciego es mayor durante el verano, debido a la mayor temperatura del océano.

“Debido a que el salmón es de sangre fría, la temperatura del cuerpo es igual a la temperatura del agua. La temperatura óptima para el salmón del Atlántico es de unos 13 oC. Si el agua es más calidad, el salmón no rendirá igual y estará en mayor riesgo de desarrollar cataratas” dijo la científico de NIFES.

En la naturaleza, el salmón silvestre puede moverse a aguas más profundas y frías cuando la temperatura aumenta, pero esto no es una posibilidad en las jaulas ubicadas en el mar. Los veranos pasados han tenido períodos de altas temperaturas de agua de mar, y Remø manifestó que muchos de los piscicultores contactan a NIFES con preguntas sobre las cataratas durante esos períodos.

“El verano es la estación de las cataratas. Debido a que nos enfrentamos al cambio climático, las temperaturas del océano se incrementarán aún más, lo que hace que sea importante conocer sobre lo que le pasa a los peces cuando la temperatura aumenta para que podamos cuidar su salud y bienestar”.

El efecto de clara de huevo

En un estudio recién publicado, los científicos encontraron que varios cambios tienen lugar en la lente cuando la temperatura del agua aumenta. Un cambio importante es que los lentes se quedan sin antioxidantes. Los antioxidantes protegen a los lentes del daño, y cuando no hay suficiente de ellos, las proteínas son destruidas y manchas blancas se forma en los lentes. Esto es llamado estrés oxidativo.

“La lente es una esfera pequeña de proteína transparente. Es parecido a la clara de huevo, que consiste de proteína transparente. Cuando es huevo es cocido, las proteínas son destruidas y se vuelven blancas. Algo similar pasa en los ojos de un salmón cuando las proteínas son destruidas, y ya no son transparentes” dijo Remø.

Similar a la diabetes

Al mismo tiempo, los lentes cambian de una manera que se asemeja a los cambios observados en las personas que desarrollan cataratas debido a la diabetes. Los niveles de azúcar en la sangre del salmón que viven en aguas más cálidas se incrementaron, y esto tuvo consecuencias para el lente del ojo.

“Cuando los niveles de azúcar en la sangre se incrementan, hay una sobrecarga de azúcar en la lente, y vemos una acumulació de alcohol de azúcar” dijo Remø. Esto causa problemas con el balance de agua en la lente.

Temperaturas afectan el balance hídrico

La lente debe contener la cantidad correcta de agua con la finalidad de permanecer transparente. Si se hincha o se seca, esto podría dañar las células y dar lugar a la formación de cataratas. Los científicos llaman a esto estrés osmótico.

Los científicos notaron que los lentes de los ojos del salmón que vivían en agua más caliente tuvieron una menor habilidad para regular este balance, debido a que ellos tenían menos osmolitos, cuya función es transportar agua fuera de las células.

Histidina protege contra las cataratas

Las cataratas son un problema importante en la acuicultura en los últimos 20 años. Antes de eso, los subproductos de animales como la harina de sangre fueron usados en los piensos de los peces, pero esta práctica fue interrumpida en la década del 90 debido al riesgo de transferir la enfermedad de las vacas locas. Sin la harina de sangre, y con menos harina de pescado en los piensos, el salmón de cultivo pierde una fuente importante de histidina.

La histidina es un aminoácido esencial, lo que lo convierte en un importante componente en las proteínas. Además, este aminoácido puede funcionar como un antioxidante y osmolito. Esto significa que la histidina puede proteger las células del estrés oxidativo y ayudar a mantener el balance de agua en las lentes de los ojos, por lo que la histidina puede prevenir el desarrollo de la catarata.

Debe protegerse contra los cambios ambientales

El salmón tiene que obtener toda la histidina que necesita para cubrir los requerimientos nutricionales a través de la alimentación. Sin embargo, no todas las materia primas usadas en la producción de piensos contienen la cantidad suficiente de histidina, y por consiguiente es una práctica común agregar histidina sintética al pienso. Los científicos de NIFES previamente encontraron que el salmón del Atlántico necesita casi dos veces la cantidad de histidina para minimizar las cataratas, debido a que la necesita para mantener el crecimiento. Esto es particularmente importante después que los salmones son transferidos a las jaulas en el mar y cuando la temperatura aumenta. Sin embargo, esto no siempre es suficiente para eliminar las cataratas.

Contacto:
Sofie Remø
E-mail:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Telephone:+4790048643
Department:Fish Nutrition