Tasmania, Australia.- La deformidad de la mandíbula inferior (LJD) es una anormalidad del esqueleto que afecta al salmón del Atlántico triploide, generando pérdidas económicas considerables para la industria y tiene implicaciones en el bienestar animal.

Aun cuando la LJD puede aparecer en poblaciones diploides a muy baja prevalencia, el LJD está relacionado a los salmones del Atlántico triploides. En Tasmania, prevalencia de LJD de hasta 30% vienen siendo reportadas en poblaciones de cultivo triploides.

Científicos de la University of Tasmania y de la University of the Sunshine Coast emplearon el análisis de transcriptoma en conjunto con las técnicas de qPCR en tiempo real para caracterizar por primera vez la condición de LJD en juveniles de salmón del Atlántico usando dos grupos de muestras independientes.

“Un total de once genes están relacionados a la fisiología del esqueleto. La Gphb5, una hormona recién descubierta, fue regulada en los peces afectados con LJD, sugiriendo una posible participación” reportan los científicos.

Ellos concluyen que su estudio mejora el conocimiento de LJD sugiriendo que un deterioro en el cartílago probablemente subyace a la condición y col2a1 puede ser un marcado. Además, la participación de gphb5 insta a investigaciones adicionales sobre el rol hormonal en LJD y en la fisiología del esqueleto en general.

Referencia (abierto):

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.