Queensland, Australia.- Incremento de consumo de pescado no mejora la dieta y nutrición en los consumidores. Los científicos recomiendan que la acuicultura también debe enfocarse en la calidad nutricional.

La malnutrición es uno de los principales desafíos del siglo XXI. El pescado no adecuadamente reconocido y valorada como una fuente de micronutrientes, que puede jugar un rol significativo en resolver este desafío global.

Con el aumento de la presión sobre la pesca de captura, la demanda creciente será satisfecha por la acuicultura. Sin embargo, los sistemas acuícolas están diseñados para maximizar la productividad, con poca consideración por la calidad nutricional del pescado producido.

El cambio de una diversidad de especies capturadas hacia el consumo de pocas especies de cultivo, tiene implicaciones para la calidad de la dieta que aún debe ser exploradas.

Científicos de The University of Queensland, Bangladesh Institute of Development Studies, Heidelberg University (Alemania), Michigan State University (EEUU), Helen Keller International (Bangladesh) y WorldFish (Malasia) realizaron un análisis temporal del consumo de pescado y la asimilación de nutrientes provenientes del pescado en Bangladesh, usando las encuestas a nivel de hogares de 1991, 2000 y 2010, combinados con datos de composición de nutrientes detallado a nivel de especie.

“El consumo de pescado se incrementó en 30% en el período 1991-201. El consumo de especies silvestres disminuyó en 33% durante este período, compensado (en términos de cantidad) por grandes incrementos en el consumo de especies cultivadas” reportan los científicos.

Ellos destacan que a pesar del incremento del consumo total de pescado, hubo una disminución significativa en la asimilación del hierro y el calcio proveniente de pescado; y no hubieron cambios significativos en la asimilación de zinc, vitamina A y vitamina B12 proveniente del pescado, reflejando de esta forma la menor calidad nutricional de pescado disponible para consumo con el tiempo.

“Nuestros resultados desafían la narrativa convencional que el incremento en el abastecimiento de alimento conduce a mejoras en la dieta y nutrición” reportaron los científicos.

Ellos recomiendan que la acuicultura debe incluir un enfoque sensible a la nutrición, permitiendo que la productividad máxima también considere la calidad nutricional. “Hacer esto permitirá optimizar el rol complementario que la acuicultura y la pesca de captura pueden jugar en mejorar la nutrición y salud” concluyeron.

Referencia (abierto):
Bogard JR, Farook S, Marks GC, Waid J, Belton B, Ali M, et al. (2017) Higher fish but lower micronutrient intakes: Temporal changes in fish consumption from capture fisheries and aquaculture in Bangladesh. PLoS ONE 12(4): e0175098. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0175098
http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0175098