Berlín, Alemania.- Alrededor de la mitad del pescado consumido en el mundo proviene de la acuicultura; sin embargo, la piscicultura necesita ser realizada de una forma más sostenible.

Los piensos alternativos, sin harina y aceite de pescado silvestre, jugarán un rol significativo. Por ejemplo, la larvas de insectos ricos en proteínas tienen un gran potencial; no obstante, este nuevo concepto debe ser técnica y económicamente viable para lograr el éxito en el largo plazo.

Por consiguiente, el Concepto de Crianza para la “mosca soldado negro” (Hermetia illucens) del Leibniz-Institute of Freshwater Ecology and Inland Fisheries (IGB) es justificado. El proyecto obtuvo en el marco de la competencia de ideas BMBF “New Products for the Bioeconomy” alrededor de EUR 48 000 durante la etapa exploratoria.

“Las larvas de la mosca soldado negro pueden ser alimentadas con residuos orgánicos, por ejemplo desechos y subproductos de la agricultura. Los nutrientes no aprovechados son reciclados y alimentan un ciclo material inteligente, que se basa en la naturaleza” explicó el líder del proyecto Martin Tschirner, del Department Ecophysiology and Aquaculture de IGB.

Sobre la base de la investigación realizada en IGB, se desarrolló un concepto básico viable para la producción económica a gran escala de piensos basados en insectos en la fase exploratoria de "InProSol - Innovative Protein Solutions", que ahora es financiada por el German Federal Ministry of Education and Research (BMBF).

Todo el proceso complejo de producción es analizado, incluido un nuevo modelo de cálculo de entradas-salidas. Al final del proyecto, se establecerá un catálogo de requerimientos en el cual se incluirá análisis de lugares, tecnología de producción, procesamiento de producto y planificación del flujo de materiales.

“Si la producción de harina de insectos a gran escala es exitosa, obtendremos un pienso sostenible con disponibilidad permanente, calidad y seguridad controlada, así como precios estables” explicó el Prof. Dr. Werner Kloas, jefe del Department Ecophysiology and Aquaculture de IGB.

Además de los piensos, también hay subproductos, los cuales son económicamente interesantes, agregó Tschirner. “El sustrato residual puede ser comercializado como un fertilizante orgánico, y el aceite de insectos extraídos es también adecuado para aplicaciones técnicas”.

Si el análisis de factibilidad y rentabilidad, así como la legislación europea continúan siendo positivos, el producto de IGB también podría ser explotado comercialmente.

Contacto:
Martin Tschirner
PhD Student
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Phone: +49 (0)30 64181-683
Müggelseedamm 310, 12587 Berlin