El Centro de Innovación AquaPacífico nació como una respuesta de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), la Fundación Chile y la Universidad Católica del Norte a la necesidad de innovación en la acuicultura chilena y mundial. AquaHoy conversó con Axel Klimpel, Director Ejecutivo de AquaPacífico, para conocer sus expectativas y los objetivos del centro.

1.- ¿Cuál es su opinión del desarrollo de la acuicultura en el mundo y, en particular, en Chile?

El desarrollo de la acuicultura en el mundo en los últimos años ha demostrado que es la respuesta para suplir el aumento de la demanda mundial por productos del mar. Según la FAO, para el 2030, se espera que el planeta aumente su consumo en un poco más de 30 millones de toneladas, todas provenientes de la acuicultura.

En ese desarrollo, se ve que la diversificación está tomando un peso fuerte, y si bien la acuicultura mundial tiene una base fuerte de especies muy tradicionales, como el salmón, la carpa, la tilapia, el camarón, entre otros, sí se ve que -año a año- van apareciendo alternativas para ir aumentando la variedad de productos que se ofrecen, como la cobia, las distintas seriolas, la lubina y la dorada, peces planos, moluscos y muchas otras especies más.

Otro aspecto importante es que la acuicultura está cambiando en favor de proyectos más amigables con el medio ambiente y con su entorno, preocupados de minimizar su impacto en el ecosistema y en la comunidad en la que está inserta. Buscan utilizar tecnologías que puedan optimizar el uso de los recursos naturales.

Si vemos el caso de Chile, se han hecho evidentes las dificultades de tener una industria que sufre con los desafíos productivos, ambientales y sociales, las condiciones de mercado en los distintos países, etc. Ahora Chile está en una etapa de reordenamiento de su desarrollo acuícola y, al mismo tiempo, está mirando con bastante más seriedad la diversificación y buscar alternativas que permitan fortalecer el rubro. 

2. Es común escuchar la necesidad de la diversificación acuícola, en su opinión ¿Qué especies, en el mediano plazo, podrían cultivarse a nivel comercial?

A mediano plazo, la corvina y la seriola son una excelente oportunidad. La primera por ser una especie local en el Pacífico sur, por su excelente calidad de carne y por la alta preferencia de los mercados peruanos y chilenos. La segunda por ser una especie de nivel mundial, conocida por los principales mercados del mundo y tener un precio y una demanda establecida internacionalmente. En las macroalgas creo que hay una oportunidad enorme, no solamente en aumentar su cultivo, sino también en apoyar el manejo de praderas naturales, generando un impacto muy positivo en la acuicultura y en las comunidades costeras del norte de Chile. En moluscos, pienso que el desarrollo debiera estar en potenciar las especies que hoy se están cultivando, como son el ostión y el abalón, agregando la almeja, que puede ser un candidato interesante para diversificar.

3.- ¿Cómo nació la idea de establecer un centro de innovación para la acuicultura?

Esto nace de una visión conjunta que tiene el Estado de Chile, a través de Corfo (Corporación de Fomento de la Producción), la Fundación Chile y la Universidad Católica del Norte, de fomentar la acuicultura impulsando una iniciativa que busque unir los esfuerzos disgregados. El diagnóstico es que hay una importante cantidad de entidades en el norte que trabajan en forma muy aislada, por lo que se plantea la necesidad de coordinarse, de modo de utilizar mejor los recursos disponibles para la acuicultura, evitando que se repliquen los esfuerzos y articulando propuestas de desarrollo conjunto. AquaPacífico tiene el rol de organizar y coordinar esa labor.

4.- ¿Cuáles son los pilares que su gestión implementará en AquaPacífico?

El primer pilar es que AquaPacífico es un centro tecnológico con una visión aplicada, para generar productos y servicios concretos, que pueda entregar soluciones al sector acuícola existente, así como impulsar emprendimientos y proyectos de diversificación.

Lo segundo es restablecer las confianzas con el sector privado, que manifiesta sus dudas cuando hay un proyecto, de si este realmente tendrá resultados concretos para las empresas. Entonces debemos demostrar que este centro es una oportunidad y que tendrá un impacto real. Ese pilar se basa en el trabajo conjunto del que hablé previamente, porque la acuicultura, sobre todo en el norte, está extremadamente disgregada y sin conexión entre las entidades. Los centros de investigación no conversan entre sí, los empresarios tampoco lo hacen, cada uno desarrolla acuicultura por su cuenta. Eso tiene que cambiar, para converger en un sector verdaderamente de trabajo acuícola, donde haya una visión conjunta sectorial, sin que eso signifique dejar de lado las particularidades de cada empresa. Si no lo logramos, va a ser muy difícil.

5.- ¿Qué líneas y programas de I+D ha considerado AquaPacífico?

Tenemos distintas líneas de trabajo, como genética, nutrición, fisiología, medio ambiente, tecnología acuícola, salud animal, entre otros. En cuanto a programas, el primero es el Programa de acuicultura de pequeña escala que busca apoyar a las distintas comunidades pesqueras en la diversificación de su actividad económica.  Otra línea de trabajo importante es el apoyo productivo con la oferta de semillas de moluscos y juveniles de peces, que permitirá a los productores concentrarse en la engorda de distintas especies, dejando -por lo menos en una primera etapa- el proceso de hatchery a cargo de AquaPacífico. Por otro lado, se realizará I+D+i aplicada, con el foco en solucionar las problemáticas actuales de la industria local (abalón y ostión) y fomentar la diversificación acuícola.

6.- ¿Cuál es la capacidad instalada y capital humano que posee AquaPacífico?

La capacidad instalada está constituida por el Centro Costero de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN y por el Centro Tongoy de Fundación Chile, sumando en total casi 3.800 metros cuadrados de infraestructura. Sin embargo, un eje importante es renovar e incrementar la infraestructura existente, que en ambas instituciones tiene más 30 años de existencia.

En cuanto al capital humano, este se compone de 24 investigadores asociados y 28 profesionales y técnicos de apoyo. También en este ámbito, AquaPacífico se propone fortalecer el capital humano avanzado del centro, tanto en la generación del apoyo financiero necesario para retener personal especializado, como en la contratación de nuevos profesionales de alto nivel para las distintas líneas de trabajo.

7.- ¿Qué puede esperar el productor o los inversionistas acuícolas de AquaPacífico?

Pueden contar con un fuerte aliado y una herramienta para desarrollar sus proyectos acuícolas. Estamos para apoyar en lo que se requiera, ya sea para hacer I+D, buscar soluciones o enfrentar problemáticas en conjunto, cumplir un rol de capacitación, vinculación con el medio y muchos otros requerimientos que tenga el sector y que permitan acelerar el desarrollo sustentable de la acuicultura en el centro norte del país.