Silkeborg, Dinamarca.- El consumo europeo de productos del mar esta en aumento. Con la sobrepesca siendo una amenaza para el balance natural de los océanos, la alternativa es mirar hacia la acuicultura. Pero esto plantea temas de sostenibilidad y de impacto ecológico. Por ejemplo, la acuicultura requiere hacer frente al escape de los peces de cultivo y encontrar métodos para seguirlos.

En la actualidad, un proyecto financiado por la Unión Europea, denominada Aquatrace, que culminará en el año 2017, tiene como objetivo el establecer herramientas basados en la genética para identificar rápidamente los peces de cultivo.

El coordinador del proyecto Einar Eg Nielsen, profesor de Ecología y Genética en el National Institute of Aquatic Resources de la Danish Technical University conversó con youris.com sobre como el proyecto ayudará a los productores a mejorar la eficiencia del cultivo, y monitorear a la industria.

¿Por qué es importante hacer un seguimiento de las diferencias genéticas entre los peces silvestres y cultivados?

En Europa necesitamos más de la acuicultura. Y esta tiene que ser sostenible y respetuosa del ambiente. Por consiguiente, necesitamos tener poco impacto sobre los  recursos naturales. No queremos que los peces de cultivo que escapan tengan un impacto genético negativo sobre los peces silvestres. Como animal de cultivo, los peces domesticados están adaptados a vivir en cautividad, mientras que los peces silvestres no. Esto significa que tienen habilidades diferentes para sobrevivir. Los peces domesticados, cuando huyen al medio natural, no sobreviven mucho tiempo, tampoco se reproducen bien. Si se mezclan con los peces silvestres, los genes de los peces de cultivo serán transferidos a la población silvestre, lo que los volverá más débiles para sobrevivir en la naturaleza.

¿Existen actualmente casos de peces de acuicultura que han escapado y se han mezclado con los peces silvestres?

El ejemplo clásico viene del salmón. En Noruega, que es el principal productor de salmón en el mundo, un gran número de peces escapan anualmente. Y hemos encontrado en algunos ríos que hasta el 50% de la contribución genética de las poblaciones locales puede provenir de los peces de la acuicultura. Esto tiene un impacto sustancial sobre como las poblaciones naturales se comportan en la naturaleza.

¿Es real el riesgo de fuga de los peces de cultivo a la naturaleza?

Sí, lo es. Considere los casos de las balsas jaulas en mar abierto. Es inevitable que algunos peces escapen, debido a las tormentas y el malfuncionamiento de las jaulas.

En el caso donde los peces son afectados por algunas enfermedades, los productores pueden liberarlos de forma ilegal en el mar. La mayoría de los productores acuícolas siguen las reglas. Pero con la finalidad de asegurar a los pocos, necesitamos herramientas que puedan rastrear los peces a las granjas de donde escaparon.

¿Cuál es la novedad de su investigación?

Tenemos dos líneas de investigación. Estamos trabajando en herramientas para rastrear a los peces a su origen y detectar el mestizaje en la naturaleza. Hacemos esto mediante el uso de las más avanzadas herramientas genómicas para identificar rápida y con precisión los peces de cultivo en la naturaleza. Hasta ahora, esas herramientas no existen.

La otra línea de investigación es identificar los antecedentes genéticos entre los peces de cultivo y silvestres. Nos concentramos en los diferentes comportamientos de supervivencia y reproducción de ambos tipos de peces. Queremos identificar los antecedentes genéticos de esas diferencias. Para hacer esto, nosotros secuenciamos el genoma y hacemos experimentos.

En la actualidad, los métodos que hemos desarrollado sólo pueden ser implementados en laboratorio. Pero estás herramientas serán validadas con estándares forenses, y tendrán valor en la corte, si es necesario. Nosotros no sólo desarrollaremos herramientas de control. Nuestro método tiene como objetivo el apoyar a los productores a mejorar la eficiencia de sus cultivos.

Proyecto Aquatrace: https://aquatrace.eu/index.html

Fuente: Youris.com