Hace una semana el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) del Gobierno Ecuatoriano otorgó la primera concesión marina a la empresa OCEAN FARM, lo cual marca un hito histórico en el desarrollo de la maricultura en Ecuador; en este sentido, Aquahoy conversó con el Biólogo Samir Kuri, uno de los promotores de este logro y Gerente de Operaciones de la empresa.

1. Finalmente, Ecuador tomó la decisión de promover la acuicultura marina después de un largo proceso de análisis ¿Cuáles fueron las principales limitantes de este proceso?

Me atrevería a decir que la falta de un marco legal para regir la maricultura y la oposición de ciertos sectores que por la falta de conocimiento en el campo crearon miedos y fantasmas infundados fueron los principales factores que derivaron en la demora que fue de 5 años, creándose problemas a las soluciones planteadas.

2. Ecuador es uno de los principales productores de camarón en el Mundo ¿Qué potencial tiene Ecuador para el desarrollo de la acuicultura marina?

Personalmente creo, no solo por ser ecuatoriano, que el Ecuador es un país bendecido con un inmenso potencial y no solo en la acuicultura marina sino en muchos campos, debido principalmente a su ubicación geográfica que es privilegiada. En el caso de la acuicultura marina, la calidad y temperatura de sus aguas de mar y su clima que se mantienen bastante estables todo el año, lo convierten en un potencial productor no solo de peces sino de muchos organismos marinos de clima tropical, que son y serán fuentes de alimento, proteína y hasta combustible.

3. ¿Qué especies va a cultivar OCEAN FARM y cuáles son sus mercados objetivo?

La concesión que inicialmente hemos recibido nos permite cultivar Seriola rivoliana, huayaipe; Lutjanus guttatus, pargo de la mancha, y es lo que pretendemos producir para abastecer en parte la demanda del mercado local y por supuesto para exportación. Esperamos más adelante implementar proyectos pilotos experimentales con otras especies, como el atún por ejemplo, y por supuesto una vez que las autoridades respectivas emitan los permisos correspondientes.

4. Una de las principales preocupaciones de los detractores de la maricultura son los impactos ambientales negativos que genera la industria ¿Qué estrategias van a adoptar como empresa para mitigar estos impactos y disminuir los conflictos con otros usuarios (pesca, turismo, etc) de las zonas costeras?

Comenzaría respondiendo esa pregunta con un "hemos adoptado" desde un inicio las siguientes estrategias:

- Estar alejados a 9.5 millas de la costa,
- Tener profundidades totales que arrancan a partir de los 60 metros de profundidad en adelante, mientras que las jaulas estarán a no más de 30 metros de profundidad,
- Tener velocidades de corrientes promedio de 0.8 nudos.

Si bien es cierto, al estar "tan alejados" de la costa se complica la logística y se encarece la producción, pero se minimizan los conflictos con la pesca artesanal que en nuestro país está protegida en las primeras 8 millas; se disminuyen los impactos ambientales al haber un efecto "pluma" de dispersión de posibles desechos, producto justamente de las corrientes y profundidades existentes en el sitio. Al estar a 9.5 millas de la costa, considero que no habría conflicto con el turismo.

Las estrategias a adoptar, básicamente son trabajar con conciencia social y ecológica para hacer de este un proyecto sostenible, y por supuesto cumpliendo con los monitoreos y parámetros contenidos en el plan de manejo ambiental revisado y aprobado por las autoridades del ramo durante todo este tiempo, aprendiendo también de experiencias en otros países.

5. ¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento de OCEAN FARM en la acuicultura marina?

Para Ocean Farm y cualquier otra empresa que cumpliendo con los requisitos debidos reciba una concesión, va a haber una limitante en el crecimiento, ya que de acuerdo a la ley no se otorgaran concesiones de más de 40 hectáreas de producción efectiva en la superficie. En nuestro caso tenemos 37 hectáreas en superficie para producción efectiva y un total de 86 hectáreas en fondo que incluye anclaje.

Pero aun dentro de este "limitante", como empresa esperamos poder llegar a completar nuestro proyecto por fases durante los próximos 4 años.

6. En el futuro ¿Cuál cree que será el impacto de la maricultura en la producción acuícola ecuatoriana?

Creo y espero firmemente que será muy positivo desde todo punto de vista, tanto en lo social, ecológico y económico. Debemos aprender de los errores cometidos en otras ramas, en otros tiempos, en nuestro país y en otros países. Estamos conscientes de lo sufrido y gastado que esta el planeta, que siendo prestado es nuestro hogar. Hemos aprendido y lo seguimos haciendo, que no debemos seguir depredando como lo hemos venido haciendo y que debemos no solo devolver algo de lo que hemos recibido de nuestra sabia Madre Naturaleza, sino que debemos producir alimentos con un mínimo de afectación. No es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. No podemos seguir sin hacer nada o haciendo poco con la cantidad de personas que mueren anualmente ante la falta de alimento.